Venezuela denunciara a Colombia ante la CPI por «exterminio y persecución» de migrantes

Comparte a través de:

Venezuela denunciará ante la Corte Penal Internacional (CPI) al presidente colombiano Iván Duque, su mayor rival político, por el «delito de exterminio y persecución» de migrantes venezolanos en su territorio, anunció hoy la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez.

El anuncio se da un día después de que Caracas decidiera elevar una denuncia similar ante las Naciones Unidas y su Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), tras el asesinato de dos adolescentes venezolanos en una región fronteriza.

«Quiero oficialmente anunciar, informar al país y a la comunidad internacional, que Venezuela llevará a Iván Duque ante la Corte Penal Internacional por el delito de exterminio y persecución (…) contra nuestros migrantes», indicó Rodríguez en un discurso transmitido por la televisión pública.

«Se ha convertido en una política sistemática y masiva», sentenció.

La ONU y autoridades colombianas iniciaron una investigación sobre la ejecución de dos menores venezolanos, de 12 y 18 años, que fueron baleados tras haber sido acusados de robar un almacén en el violento municipio de Tibú, en el noreste del país.

En videos y fotos difundidas en redes sociales, se ve a los adolescentes cabizbajos y con las manos atadas hacia adelante con cinta adhesiva, mientras una persona fuera de cámara los acusa de «ladroncitos».

Los cuerpos de los adolescentes fueron encontrados más tarde en una zona rural, aparentemente baleados y con las manos todavía amarradas.

Sobre el cadáver del más pequeño, que estaba tirado boca abajo con una mochila roja, yacía un cartón con la palabra «ladrones».

«Ojalá este crimen no quede impune», señaló Rodríguez, quien también condenó la muerte de más de 2.000 migrantes venezolanos en Colombia entre 2017 y 2021, en base cifras oficiales de Medicina Legal de Colombia.

La policía colombiana responsabiliza de ambos crímenes a las disidencias de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016 entre la exguerrilla y el Gobierno colombiano.

Tibú, una población fronteriza con Venezuela, concentra la mayor cantidad de narcocultivos de Colombia con más de 19.000 hectáreas sembradas de hoja de coca, según la ONU.

Allí, grupos remanentes de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y narcotraficantes de origen paramilitar se disputan el territorio para controlar el negocio de la coca.

Según Naciones Unidas, más de cinco millones de venezolanos han dejado su país para huir de una grave crisis. Colombia ha sido el principal país de acogida, con 1,7 millones de migrantes venezolanos, más de la mitad indocumentados.

Mientras la vicepresidente venezolana denuncia una campaña de xenofobia y odio en el país vecino, el Gobierno de Duque ha sido aplaudido internacionalmente por su decisión de regularizar a venezolanos indocumentados.

Venezuela y Colombia, que comparten una porosa frontera de más de 2.000 kilómetros, no tienen relaciones diplomáticas desde 2019, cuando Duque reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Maduro acusa a Duque de conspirar y planificar atentados en su contra junto con Estados Unidos, su otro gran enemigo político.

fuente telam