Un presunto testaferro de Maduro fue extraditado de Cabo Verde a Estados Unidos

Comparte a través de:

El empresario colombiano Álex Saab, que llevaba más de un año preso en el archipiélago africano Cabo Verde, fue embarcado hoy en un avión para ser extraditado a Estados Unidos, que lo requiere por sospechar que cometió lavado de dinero y actuó como testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó la prensa local.

Saab fue subido esta tarde a un avión estadounidense y salió de la isla de Sal, donde permanecía en arresto domiciliario, informó el diario caboverdiano Noticias do Norte en su sitio web.

La defensa de Saab dijo que su cliente fue secuestrado, mientras las autoridades de Cabo Verde aún no habían confirmado la salida del país del empresario, agregó el periódico.

En cambio, un funcionario del Departamento de Justicia de Estados Unidos, no identificado, afirmó que el avión en que viajaba Saab pertenece a ese organismo, según el diario The Washington Post.

La fuente agregó que Saab era llevado a Miami, en el estado sureño Florida, donde está acusado y debe afrontar un juicio.

El colombiano fue detenido el 12 de junio de 2020 en Comarca Do Sal, Cabo Verde, cuando un avión privado en el que viajaba de Rusia a Irán realizó una escala técnica para cargar combustible.

La cancillería venezolana afirmó entonces que viajaba en calidad de “agente” del gobierno de Maduro para realizar gestiones relacionadas con la obtención de alimentos e insumos médicos para combatir el coronavirus.

El Supremo Tribunal de Justicia de Cabo Verde avaló en marzo pasado la extradición de Saab a Estados Unidos y el Tribunal Constitucional ratificó el mes pasado esa decisión, al denegar una apelación de la defensa.

Pocos días después del último fallo, el gobierno de Venezuela anunció que resolvió sumar a Saab a sus delegados en el diálogo que mantiene con representantes de la oposición en la Ciudad de México, del que está previsto que mañana comience otra ronda.

Sin embargo, no se informó que Saab haya participado aún de esas conversaciones, ni siquiera de manera remota.

Por otra parte, la justicia de España aprobó ayer la extradición a Estados Unidos de la venezolana Claudia Díaz Guillérn, quien fuera enfermera del fallecido expresidente Hugo Chávez y tesorera general de Venezuela.

Washington solicita a Díaz Guillén por el delito de lavado de activos y organización criminal por haber favorecido supuestamente al presidente de la televisora Globovisión, Raúl Gorrín -también requerido por Estados Unidos- en maniobras cambiarias, según el diario caraqueño Tal Cual.

fuente telam