Raverta aseguró que unificar la AUH y la Tarjeta Alimentar facilitará el acceso a los alimentos

Comparte a través de:

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, defendió hoy la unificación de los calendarios y mecanismos de pago de la Tarjeta Alimentar y la Asignación Universal por Hijo (AUH) ya que se amplió «el instrumento para el cual se pueda usar el dinero» lo que hará más accesible «comprar con débito o sacar el efectivo y comprar en los comercios de proximidad».

En un anuncio que encabezó en Casa Rosada junto al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, el Gobierno definió que, a partir de noviembre, la tarjeta Alimentar se cobrará junto a la AUH para que las familias puedan usar el dinero físico u electrónico de modo de ampliar el sistema de compras.

La modificación alcanza a 2,3 millones de hogares y 3,9 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 3 y 14 años, así como a madres embarazadas desde los 3 meses que reciben la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y titulares de pensiones no contributivas.

La decisión responde a «la escucha cotidiana del ministro y desde Anses de encontrar dificultades en las familias que iban a comprar con la tarjeta Alimentar porque solo ciertos lugares tenían la posibilidad de vender con tarjeta, como supermercados y locales que tuvieran posnet», lo cual «complicaba la diaria porque las familias argentinas muchas veces compran su alimentos en los comercios de proximidad, en los almacenes y verdulerías», afirmó Raverta.

«Estamos trasladando ese monto de ingresos al cronograma de pagos y al instrumento de la Asignación Universal, cuya tarjeta ahora podrá ser usada para sacar dinero pero también para comprar con débito. Ampliamos el instrumento para el cual se pueda usar el dinero», detalló la directora de Anses.

En ese sentido, sostuvo que el mecanismo actual «servía para comprar nada más que en el super y no ayudó a que pudiéramos tener una política contrainflacionaria y de acceso a los alimentos».

«Ese dinero que está impactado en la AUH a través de un programa alimentario sea más accesible para las familias de la asignación universal porque ahora en la tarjeta de la asignación se puede comprar con débito o sacar el efectivo y comprar en los comercios de proximidad», dijo Raverta.

«Somos un gobierno que está preocupado para pensar estrategias para poder defender el bolsillo de las familias argentinas», agregó.

Sobre la posibilidad de que el dinero no se use en al compra de alimentos sostuvo que «no hay preocupación por qué se va a consumir» ya que este mes se cumplen 12 años de la creación de la AUH y que «la historia demostró que las familias son responsables en el uso del dinero».

Al respecto, dijo que esta medida es importante ya que la AUH había perdido 20 puntos porcentuales de capacidad de compra durante el gobierno de Mauricio Macri y que, desde diciembre de 2019, «aumentamos un 110 por ciento esa capacidad de compra».

«El poder de compra de la AUH alcanzaba para cubrir el 80% de la canasta básica alimentaria durante el gobierno pasado. Ahora cubre un 172% entre AUH y Alimentar.

Estamos haciendo lo correcto para garantizar la canasta básica de alimentos», sentenció Raverta.

Fuente Télam