Postergan en EEUU una audiencia del juicio a un empresario cercano a Maduro

Comparte a través de:

El empresario colombiano Álex Saab, con nacionalidad venezolana y acusado de lavado de dinero, debía enfrentar hoy la segunda audiencia del juicio que se le sigue en Miami, pero ese trámite fue postergado dos semanas para que el imputado pueda reunirse por primera vez con su abogado, después de la obligada cuarentena.

Extraditado a Estados Unidos desde el archipiélago africano de Cabo Verde, Saab llegó a Miami, estado de Florida, el 16 de octubre y fue puesto en cuarentena como medida preventiva por la pandemia de coronavirus.

Dos días después, compareció por videollamada ante un juez del Distrito Sur de Florida que le notificó los cargos que se le imputan: uno de conspiración para cometer lavado de dinero y siete de blanqueo de capitales.

El empresario, de 49 años, deberá decir si se declara culpable o no de esos delitos durante su segunda comparecencia ante el juez, a la que es probable que no acuda porque hoy presentó una renuncia a asistir a esa audiencia en persona o por videoconferencia, haciendo uso de su derecho, informó la agencia de noticias AFP.

Según la acusación estadounidense, Saab y su socio, el también colombiano Álvaro Pulido –que está prófugo-, transfirieron 350 millones de dólares obtenidos ilegalmente en Venezuela para blanquearlos a través de Estados Unidos.

Fiscales del país norteamericano aseguran que ambos firmaron un contrato con el Gobierno de Venezuela en noviembre de 2011 para construir viviendas para personas de bajos ingresos, pero que pusieron en marcha un esquema de sobornos, aprovechando el tipo de cambio controlado por las autoridades venezolanas.

La extradición de Saab, a quien la oposición venezolana acusa de ser un testaferro del presidente Nicolás Maduro, molestó a Caracas al punto de que el Gobierno abandonó una mesa de diálogo que mantenía con México con varias fuerzas políticas antigubernamentales.

Inclusive, antes de esa extradición desde la nación africana, el Ejecutivo de Maduro nombró a Saab integrante de la representación oficialista en esas negociaciones con la oposición, en las que Noruega actúa como mediador.

Ya en julio de 2019, el Departamento del Tesoro estadounidense había sancionado a Saab por blanquear dinero obtenido ilegalmente a través de un sistema de subsidios alimentarios en Venezuela.

Fuente Télam