Pocos camioneros piden visas ofrecidas por Reino Unido para paliar escasez de combustible

Comparte a través de:

Menos de la mitad de los 300 camioneros de la Unión Europea (UE) previstos inicialmente para aliviar la crisis de abastecimiento de combustibles que golpea al país solicitaron las visas de trabajo excepcionales ofrecidas por Londres para solucionar el problema, informó hoy el primer ministro, Boris Johnson.

“Dijimos al sector del transporte por carretera ‘dennos los nombres de los conductores que quieren traer y nosotros nos encargaremos de los visados'”, declaró Johnson a la cadena BBC al margen de la conferencia anual de su Partido Conservador en Manchester, en el noroeste de Inglaterra.

Pero “hasta ahora sólo han aportado 127 nombres”, precisó, desmintiendo una cifra publicada por el diario The Times, según el cual sólo se habían presentado 27 solicitudes.

El premier consideró que esto ilustra las causas de la escasez de suministros que sacude al país, desde las estaciones de servicio hasta los supermercados, ante la cual su Gobierno decidió ofrecer miles de visas temporales de tres meses hasta Navidad, 300 para camioneros en un primer tiempo.

En un contexto de falta de mano de obra como consecuencia de la pandemia de coronavirus y el Brexit, el Gobierno comenzó a movilizar ayer a conductores del Ejército para que ayuden en el reparto de nafta a las gasolineras.

Johnson subrayó que la escasez de camioneros -hasta 100.000 en el Reino Unido según los responsables del sector- es una cuestión mundial, aunque reconoció que existe “un problema particular” en su país.

Muchos conductores principalmente originarios de Europa del Este regresaron a sus hogares y ahora las nuevas reglas migratorias pos-Brexit complican su retorno.

Johnson volvió a negarse a flexibilizar más las normas de entrada de trabajadores extranjeros, pese a que responsables empresariales de varios sectores, entre ellos el comercio y la hostelería, denuncian que les falta personal.

“Los problemas en la cadena de suministro están causados en gran medida por la fuerte recuperación económica y lo que verán es como la logística, los expertos en nuestras cadenas de supermercados, en nuestra industria de procesamiento de alimentos, se ocupan de ello”, afirmó el primer ministro con su habitual optimismo.

“Pero la escasez es global y lo que digo es que no podemos volver al viejo modelo fallido en el que se generaliza la mano de obra de bajos salarios y baja cualificación”, subrayó en referencia a los trabajadores extranjeros.

 

Fuente Télam