Para RSF el Nobel de la Paz a dos periodistas es una «llamada a la acción»

Comparte a través de:

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) recibió con «alegría» que el comité noruego haya otorgado hoy el Nobel de la Paz a dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov, un galardón que supone «un poderoso mensaje, una llamada a la acción».

«En estos momentos dominan dos sentimientos: la alegría y la urgencia» declaró Christophe Deloire, secretario general de RSF, ante periodistas en la sede de la organización en París, citado por la agencia de noticias AFP.

«Alegría porque es un mensaje maravilloso y poderoso en favor del periodismo. Un hermoso homenaje a dos periodistas (…) que representan al conjunto de periodistas en el planeta que asumen riesgos para favorecer el derecho a la información», agregó Deloire.

Para el secretario general el galardón constituye asimismo «un sentimiento de urgencia porque el periodismo se ha fragilizado, porque está siendo atacado, porque la desinformación y los rumores fragilizan tanto al periodismo como a las democracias y llegó el momento de actuar».

Hoy fueron galardonados «por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera», dijo la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en Oslo.

Muratov, de 59 años, es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico ruso Novaya Gazeta, y «ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles», subrayó el jurado.

En tanto Ressa, de 58 años, experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler, fue objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y de un intenso ciberacoso.

En 120 años de historia, el Nobel de la Paz nunca había reconocido la labor de una prensa independiente.

Queda la incógnita de si los ganadores podrán desplazarse a Oslo para recibir el galardón tanto por la pandemia como por la situación en sus respectivos países.

El premio, que consiste en un diploma, una medalla de oro y un cheque de 10 millones de coronas (980.000 euros), se entrega habitualmente el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de Alfred Nobel (1833-1896).

fuente telam