Padre del chico asesinado pide que los detenidos «no entren por una puerta y salgan por la otra»

Comparte a través de:

Gabriel Guzmán, el padre de Maximiliano, el adolescente de 16 años asesinado por «motochorros» en Grand Bourg, encabezó esta tarde un reclamo de justicia por su hijo y pidió que los responsables del crimen, por el que hay dos detenidos, «no entren por una puerta y salgan por la otra».

«Vengo de sepultar a mi hijo, algo que nunca me imaginé. Y hago esto para pedir justicia por él», dijo el hombre en la puerta de la casa de los abuelos de la víctima, donde se manifestaban familiares, amigos y vecinos del adolescente.

«Mi hijo era un chico que jugaba al fútbol. Dormía con la pelota, se levantaba con la pelota, iba a entrenar… Siempre lo iban a encontrar en una cancha de fútbol (…) Y ahora está bajo tierra», señaló Gabriel, quien tiene otros tres hijos.

El hombre dijo que él no cree en la justicia y pidió que los asesinos de su hijo «no entren por una puerta y salgan por la otra», por ser menores de edad, dado que uno de los dos detenidos por el caso tiene 17 años.

«Nos están sacando a los chicos ¿Hasta dónde vamos a llegar? Hoy me tocó a mí», expresó Gabriel en declaraciones a Todo Noticias (TN), mientras que en el frente de la vivienda donde se realizaba la manifestación se podían ver carteles con la leyenda «Justicia por Maxi» y fotos de la víctima con el uniforme del club Almafuerte de Grand Bourg, donde jugó al fútbol en las categorías infantiles.

Respecto del hecho, el hombre recordó que su hijo había salido a comprar una gaseosa junto a dos amigos cuando les dispararon «desde arriba de una moto», tras lo cual, Maxi, ya herido, y uno de sus acompañantes escaparon a la carrera y, al restante, los delincuentes le robaron.

Gabriel también criticó que en una remisería ubicada a pocos metros de la escena del crimen «no asistieron» a los chicos.

Fuente Télam