Nuevas denuncias por violencia comprometen la situación procesal de “Bebelo” Reynoso

Comparte a través de:

Dos nuevas denuncias agravan la situación procesal del futbolista cordobés Emanuel “Bebelo” Reynoso (26), que se desempeña en el club de Minnesota United de la MLS estadounidense, por su presunta participación en un grupo que golpeó y amenazó con arma de fuego a unos jóvenes el pasado sábado en la ciudad de Córdoba, y por el cual se encuentra detenido.

De esta manera, son tres las acusaciones que pesan sobre el exjugador de Talleres y Boca, cuyo estado en la causa es “muy comprometido”, según el abogado Carlos Nayi, representante de los denunciantes.

Las dos nuevas denuncias fueron presentadas por jóvenes de 18 y 19 años que, de acuerdo con las manifestaciones a Télam formuladas por el letrado, “no sólo certifican la presencia de Reynoso en el lugar de los hechos” sino su responsabilidad.

“Golpeó brutalmente y amenazó con un arma de fuego”, afirmó el abogado.

En base a los testimonios de los denunciantes, el abogado dijo que Reynoso “sacó un arma de su cintura; les dijo ‘ustedes son de otro barrio, son visitantes, se van ya’, y seguidamente arengó a sus amigos para que amenazaran y agredieran al grupo de jóvenes”.

“Los adláteres de Reynoso también estaban armados”, contó Nayi, lo que refuerza la versión del primer denunciante, un menor de 17 años identificado como Denis, quien había sostenido que el futbolista le había aplicado un “culatazo” en el rostro con un arma de fuego.

Al respecto, agregó que la fiscal de Instrucción, Milagros Gorgas, está trabajando para identificar al resto de los violentos, que serían 7 u 8 personas las apuntadas.

El pasado martes, la fiscal Gorgas ordenó la detención de “Bebelo” -alojado desde entonces en el penal local de Bouwer- y lo imputó por los presuntos delitos de “amenazas calificadas por el uso de arma, lesiones leves y robo calamitoso”.

Los hechos denunciados ocurrieron en la madrugada del pasado sábado, cuando el futbolista participaba de una fiesta privada en una vivienda del barrio Chino, en la ciudad de Córdoba, y un grupo de jóvenes intentó ser parte del evento sin la admisión de los anfitriones.

Denis, el primero que denunció, había afirmado que, además de recibir el golpe en el rostro con el arma de fuego que portaba Reynoso, también le robaron pertenencias, como celulares y dinero.

Sin embargo, el abogado defensor del fultbolista, Jorge Sánchez del Bianco, afirmó a Télam que su defendido estuvo participando de un evento privado en esa zona, pero que el incidente habría sucedido en un “lugar alejado” y que él no había tenido “nada tuvo que ver”.

Fuente Télam