“Me confesó que a mi papá lo tenía enterrado en el jardín”, dijo el hijo del conferencista muerto

Comparte a través de:
Uno de los hijos de Daniel Cipolat, el conferencista argentino hallado muerto en la ciudad de Cancún, México, donde vivía desde hacía una década, aseguró que la asistente de su padre le confesó que lo había enterrado en el jardín de su casa luego de que falleciera, que no le permitió ver el cuerpo y que tampoco le quiso dar su teléfono.

“Hola, soy Nicolás Cipolat, quiero contarles que el 13 de septiembre viajé a ver a Linda y ahí ella me confesó que a mi papá lo tenia enterrado en el jardín de su casa”, dijo a través de un video publicado en las redes sociales uno de los hijos del especialista en asuntos cósmicos, que también vive en México.

Y continuó: “Se negó a llevarme a ver el cuerpo, le pedí el celular para investigar porque hay muchas cosas que huelen muy raro, se negó a dármelo, y también me confesó que falsificó el certificado de defunción”.

Nicólás pidió ayuda para poder contratar un abogado y avanzar en la investigación del hecho, tras manifestar que cree que Linda, quien era asistente de su padre, si hizo eso “es capaz de cualquier cosa”.

El hijo de Cipolat fue quien quien realizó la denuncia pertinente en la fiscalía de Cancún, lo que derivó en el hallazgo del cuerpo de su padre enterrado en el jardín de la casa de su asistente hace una semana.

Por orden judicial el cuerpo es analizado con intenciones de determinar las causas y data de la muerte.

Cipolat (60) era muy activo en las redes sociales y en una de sus últimas publicaciones en Instagram contó que había contraído la variante Delta de coronavirus.

“Esta vez me tocó a mi. Salí positivo de Covid-19 variante Delta. Qué les puedo decir? Ahí viendo al cuerpo a ver qué hace. Por lo pronto no responde a ninguna medicación, sigue su proceso tremendamente debilitante y molesto. No tengo miedo, estoy abierto a cualquier desenlace y lo que deba ser”. escribió el 29 de agosto pasado.

La familia se enteró de la muerte de Cipolat el 6 de septiembre mediante un llamado a la asistente Linda, por lo que el 13 su hijo radicado en el Distrito Federal viajó a Cancún para saber qué había ocurrido y fue allí cuando la mujer le reveló, según dijo, que su padre había sido enterrado en el jardín tras morir por la endermedad.

“Sabemos que se necesita dinero para poder avanzar con estas cosas rápido, queremos una respuesta urgente de parte de todos, citar a todos, así que pedimos todo su apoyo por favor, por que mi papa necesita despedirse en paz y todos merecemos una respuesta”, concluyó Nicolás en el video.

Fuente Tèlam