Los casos de coronavirus en África crecieron un 93%, aunque son pocos los casos graves de Ómicron

Comparte a través de:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy que los contagios de la Covid-19 en África aumentaron un 93% la última semana, aunque aclaró que son pocos los casos graves vinculados a la cepa Ómicron que fueron reportados en Sudáfrica.

En África se registraron más de 107.000 casos de coronavirus durante la semana pasada, en comparación con 55.000 la semana anterior, aunque sin establecer la incidencia de la variante Ómicron en el salto de los contagios.

Los primeros datos procedentes de Sudáfrica indican que la variante “Ómicron podría causar formas menos severas de la enfermedad”, precisó la Oficina Regional para África de la OMS en un comunicado sobre la nueva mutación que ya fue hallada en diez países de África.

Entre el 14 de noviembre y el 4 de diciembre, la tasa de ocupación de las camas de hospital en cuidados intensivos era de sólo 6,3%, según informó la agencia de noticias AFP.

“África representa actualmente 46% de los cerca de 1.000 casos de Ómicron notificados por 57 países en todo el mundo”, agregó la oficina de la OMS.

El organismo sanitario destacó la necesidad de mejorar la cobertura de vacunación en el continente, que en promedio sigue siendo muy baja: sólo 7,8% de los africanos están totalmente vacunados contra el coronavirus.

Unos 73 países de bajos ingresos, más de la mitad en África, no van a lograr una cobertura del 40% de su población para fin de 2021 mientras los más ricos ya analizan una cuarta inyección de refuerzo.

El coordinador del programa de vacunación de la OMS en África, Richard Mihigo, insistió en que la situación “es peligrosa y no puede continuar”.

Pese a esto, señaló que el suministro de vacunas en el continente sigue mejorando y que hay que avanzar en el “despliegue” y en la administración de las dosis, en particular a las personas más vulnerables.

Hace dos semanas, la OMS alertó que solo uno de cada cuatro trabajadores sanitarios de África está totalmente inoculado.

“La mayoría de los trabajadores sanitarios en África aún no están vacunados y están lamentablemente expuestos a las formas graves” de la enfermedad, advirtió la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

Fuente Télam