La UIF realizó 118 supervisiones en lo que va del año y propone aumentar montos de sanciones

Comparte a través de:

La Unidad de Información Financiera (UIF) informó hoy que en lo que va del año lleva realizadas 118 inspecciones en todo el país en materia de prevención de delitos de lavado de activos, algunas de ellas con la participación de la Comisión Nacional de Valores (CNV), según lo establecido en el plan de acción previsto para este año.

Así, las supervisiones in situ y extra situ se llevaron adelante con la participación de inspectores del organismo, con formación en derecho y ciencias económicas, especializados en lavado de activos y delitos económicos complejos, se explicó desde el organismo.

Las inspecciones permiten analizar los sistemas de monitoreo de las operaciones, las políticas de prevención de lavado de activos, las pautas de identificación y conocimiento del cliente, la debida identificación de las estructuras societarias y de los beneficiarios finales, los criterios de reporte e identificación de operaciones inusuales o sospechosas, entre otras.

Así, en lo que va del año 2021, ya se han realizado un total 118 inspecciones a lo largo del país, algunas de ellas con la participación de la CNV.

Entre las actividades de los Sujetos Obligados objeto de supervisión, se destacan: mercados de capitales; entidades financieras; empresas emisoras de cheque de viajeros u operadoras de tarjetas de crédito; compañías de seguros; escribanos públicos; fiduciarios y plataformas de financiamiento colectivo.

También son objeto de supervisión empresas dedicadas a la exportación e importación y elaboración o industrialización de joyas o bienes con metales o piedras preciosas; asociaciones mutuales y cooperativas; personas jurídicas que reciben donaciones o aportes de terceros y clubes y entidades vinculadas con el fútbol.

Por otra parte, con el objetivo de continuar dotando de eficiencia y eficacia al sistema de prevención de lavado de activos y delitos económicos complejos, se envió al Congreso un proyecto orientado a adecuar y actualizar el monto de las sanciones que ante infracciones comprobadas por el organismo, den lugar a la aplicación de multas a los sujetos obligados que las cometen.

Todo ello, conforme los lineamientos del Grupo de Acción Financiera Internacional a través de sus 40 Recomendaciones, en particular la Recomendación 35 del GAFI, que insta a los países a asegurar la existencia de una gama de sanciones eficaces, proporcionales y disuasivas para quienes incumplan con los requisitos dispuestos en materia de prevención.

 

Fuente Télam