La justicia porteña declaró ilegal el permiso para levantar dos torres en Palermo

Comparte a través de:

La justicia porteña declaró ilegal el permiso de construcción otorgado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a una empresa desarrolladora para levantar dos torres en el barrio de Palermo, al considerar que la altura autorizada, que supera los 100 metros, excede los parámetros establecidos para la zona.

El fallo de la titular del juzgado en Contencioso, Administrativo y Tributario 4, Elena Liberatori, hizo lugar a una acción de amparo presentado hace tres años por el Observatorio del Derecho a la Ciudad, la Cátedra de Ingeniería Comunitaria, el PYPP y La Defensoría de Laburantes en torno al emprendimiento del Grupo Portland, situado en la avenida Luis María Campos al 100.

Liberatori declaró «la nulidad del permiso de obra o registro de planos» que en diciembre del 2017 le otorgó el Gobierno porteño a la empresa privada para habilitar ambas torres y señaló que «se autorizó una construcción en exceso de los límites de previstos por el Código de Planeamiento Urbano».

Asimismo, ordenó «disponer la paralización de los trabajos constructivos que excedan los referidos límites y la reformulación del proyecto edilicio para la obtención de un nuevo permiso de obra, de conformidad con la normativa urbanística vigente».

Según informaron las asociaciones que impulsaron el amparo, «estas torres tienen el nombre comercial de Palmera Cañitas y consistirían en dos torres de 31 y 34 pisos, con tres subsuelos y 270 unidades».

De acuerdo con un informe realizado por una arquitecta perito, que fue presentado por los amparistas ante el juzgado porteño, el proyecto aprobado por la administración local «es contrario en muchos aspectos a los parámetros claramente establecidos en el Código de Planeamiento Urbano de la CABA».

Por ejemplo, precisa que la altura de las edificaciones alcanzaba los 104 metros, cuando el tope máximo de la zona es de 37,5 metros; mientras que proyectaba hasta cuatro subsuelos para estacionamientos, cuando lo permitido es de dos cocheras subterráneas.

Esta es la segunda obra del Grupo Portland que la justicia porteña ordena suspender ya que también fueron frenados los trabajos en el proyecto conocido como «Ciudad Palmera» en el barrio de Caballito.

Fuente Télam