La defensoría de menores pidio escuchar las alumnas que denunciaron abusos en un colegio de Misiones

Comparte a través de:

La Defensoría de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Misiones remarcó hoy que es de «vital importancia escuchar las voces de las y los adolescentes, que han sido por años silenciadas y quienes hoy exigen ser escuchados, respetados, protegidos» refiriéndose a un caso en el que jóvenes alumnas de un colegio secundario denunciaron casos de abuso y hostigamiento físico y verbal por parte de sus compañeros en un colegio privado local.

El comunicado hace referencia al caso que tomó relevancia, a nivel país, ocurrido en el colegio Roque González de la capital misionera, cuando alumnas y alumnos de la institución iniciaron la semana pasada una protesta (dentro de la escuela) para que los directivos actúen con medidas disciplinarias contra alumnos (varones) que acosaban y hostigaban a sus compañeras.

La Defensoría reclamó que las opiniones de los y las jóvenes «sean tenidas en cuenta a través de su participación como sujetos de derecho, derechos que están garantizados constitucionalmente y en la Ley nacional 26061 como en la provincial Ley II N° 16».

Por su parte, el titular del organismo, Miguel Ángel Molina, en diálogo con Télam recordó que una de las directrices que señala la Convención Internacional de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes es «escuchar a los adolescentes».

«Es un derecho humano fundamental, eso implica un cambio cultural y la modificación de prácticas institucionales», señaló, y precisó que «la escuela es el mejor lugar para el tratamiento de estos temas como así también la resolución de conflictos de esta naturaleza».

«La ley es un derecho de los niños, no una prorrogativa de los adultos o las instituciones», concluyó.

En cuanto al comunicado oficial del organismo, que circuló en las últimas horas, indicaron que «es de suma importancia dar prioridad y escuchar estas voces que se levantan y expresan como resultado de un proceso social ineludible».

«Invisibilizar hechos de violencia y abuso, legitima prácticas necesarias de erradicar; donde hombres y también mujeres formadas en un sistema patriarcal continúan naturalizando, justificando y minimizándolas», indicaron.

«La situación actual demanda que los adultos seamos capaces de escuchar y estar a la altura de las circunstancias brindando escucha empática, protección, e información a cada adolescente de nuestra provincia», precisaron, y resaltaron que es «necesario y urgente trabajar en el acompañamiento de las y los jóvenes garantizando la educación sexual integral como forma de tratamiento de la problemática en sí».

También exhortaron a «cumplir con la implementación» de la ESI en cada establecimiento educativo de la provincia para que se avance en la «desnaturalización y deconstrucción de estas prácticas».

Por otra parte, hoy, la fiscal Correccional y de Menores 1 de Posadas, María Laura Álvarez, pidió al juez César Jimenez, que lleva el caso de los alumnos involucrados en acoso sexual en el Colegio Roque González, que culminen el ciclo lectivo online y solicitó la prohibición de acercamiento a las víctimas.

«La sola presencia de los menores en el aula implica un hecho violento, es someter a las víctimas a sus acosados y abusadores. Teniendo en cuenta la Convención sobre los Derechos del Niño; la Ley de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes y las Reglas de Beijing se hace necesario que los mismos continúen con su año escolar, garantizando así su derecho a la educación», dice el pedido de la Fiscalía.

Fuente Télam