La asamblea de Sancor aprobó un fideicomiso con inversores privados para su rescate

Comparte a través de:

Una asamblea extraordinaria de la cooperativa láctea SanCor aprobó hoy por unanimidad el ingreso de la firma a un fideicomiso constituido por tres inversores privados, con el objetivo de incrementar el capital de trabajo y salvaguardar los puestos de trabajo.

A través de un comunicado, la cooperativa -con sede en la localidad santafesina de Sunchales- informó que durante la asamblea se aprobaron todos los temas del Orden del Día y que entre ellos «se destaca la aprobación por unanimidad de la constitución del Fideicomiso de Administración SanCor Capital».

El mismo había sido firmado, ad-referéndum de la asamblea extraordinaria, el 17 de diciembre último entre el presidente de Sancor, José Pablo Gastaldi, y un grupo inversor conformado por los empresarios José Urtubey (Celulosa Argentina); Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond); y Gustavo Saglione, del multimedios La Capital de Rosario y Televisión Litoral.

La intención de la cooperativa láctea es volver a contar con el financiamiento necesario para retomar el procesamiento de la cantidad de leche que le permite su capacidad instalada, tras la reestructuración concretada en 2017, que significó el desprendimiento de plantas y también de marcas y líneas de productos.

En la actualidad SanCor procesa 650.000 litros diarios, cuando su capacidad instalada es de 1,5 millones.

Para eso será necesario aumentar la adquisición de materia prima e insumos, motivo por el cual se impulsa este acuerdo aprobado hoy por la asamblea extraordinaria de la cooperativa.

Según pudo saber Télam, el acuerdo contempla un plazo de 15 años de duración y la composición del fideicomiso «SanCor Capital» determina que cooperativa mantendrá el 20% de las acciones, mientras el 80% restante quedará en manos de los inversores privados.

En los primeros cinco años de funcionamiento del fideicomiso, la cooperativa se quedará con la totalidad de las utilidades generadas por su operación, mientras que entre el sexto y el octavo año las mismas se distribuirán en partes iguales.

El resto del plazo el reparto será 80 a 20 entre los inversores y la compañía láctea santafesina.

En el marco del acuerdo, SanCor y el grupo empresario que integra el fideicomiso se comprometieron a no producir despidos.

En tanto, Atilra -el gremio que nuclea a los trabajadores del sector- tendrá participación dentro del fideicomiso y «ejercerá el contralor del destino de los fondos provenientes de las herramientas financieras provistas por el Estado nacional», dijeron fuentes cercanas a la operación.

Fuente Télam