Kicillof muestra medidas en marcha que atienden problemas mientras prioriza «acción» y «cercanía»

Comparte a través de:

El gobernador Axel Kicillof y los intendentes del Frente de Todos buscarán en el último tramo de la campaña transmitirle a la población bonaerense que se están ejecutando medidas que atienden a preocupaciones como empleo, inseguridad e inflación, mientras que se reforzará la presencia en el territorio y el contacto casa por casa, con el eje puesto en la «acción».

Estas son algunas de las prioridades que acordaron el mandatario provincial, sus ministros, la vicegobernadora Verónica Magario y los jefes comunales del conurbano en una reunión realizada el martes pasado en el Salón Dorado de la gobernación, donde estuvo presente el consultor Antoni Gutiérrez-Rubí, con quien analizaron la reorganización de la campaña.

En materia electoral, una de las claves que se mencionaron en el encuentro fue que el oficialismo privilegiará sobre todo ir a recuperar el voto de 1,8 millones de votantes que habían acompañado al FdT en las elecciones presidenciales de 2019 y que, por distintas razones, no lo hicieron en las últimas PASO.

En el encuentro con Gutiérrez-Rubí, conocido en el ambiente político como «el catalán», fundador de la consultora Ideograma y con experiencia en elecciones tanto en la Argentina como fuera del país, se realizó un diagnóstico del distrito bonaerense y se evaluaron las razones por las que se reemplazó el eslogan inicial de «La vida que queremos» por la llamada campaña del «Sí».

Gutiérrez-Rubí expuso ante los funcionarios resultados que reflejan, en base a datos obtenidos de distintos tipos de estudios, que en las PASO del 12 de septiembre pasado el electorado «castigó» al oficialismo no solo por la crisis económica sino también por la distancia y la lejanía impuestas por las restricciones que trajo consigo la pandemia.

«Las personas que en 2019 acompañaron al Frente de Todos pero que no fueron a votar en las últimas primarias abiertas lo hicieron para marcar una señal de alerta o disgusto con el Gobierno, pero no es un electorado que se incline por Juntos por el Cambio», subrayó una fuente del Gabinete provincial que participó del encuentro.

El consultor aconsejó, entonces, concentrarse en recuperar tanto al votante que en las encuestas dice estar decepcionado, como también al que se inclinó por opciones políticas que en sus plataformas de campaña se presentan como más ‘combativas’, y lo mismo planteó con aquellos electores que anularon su sufragio como forma de marcar descontento.

En paralelo, la estrategia oficialista se enfocará en retomar el contacto directo con la gente en las calles, para llevar el mensaje casa por casa y contar en el diálogo cara a cara la actualidad de la gestión gubernamental, tanto nacional como de la provincia de Buenos Aires.

«No hay que enojarse, sino mostrar que estamos en acción. Es allí cuando la gente acompaña. Por supuesto que nadie pretende que resolvamos todos los problemas de acá a la elección, pero lo que no perdona es que no hagamos algo para intentarlo», resumió un miembro del Ejecutivo provincial.

Kicillof encabezó la reunión de campaña en la que además de Gutiérrez-Rubí estuvieron el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; los ministros provinciales Cristina Álvarez Rodríguez (Gobierno), Leonardo Nardini (Infraestructura), Pablo López (Hacienda), Sergio Berni (Seguridad) y Nicolás Kreplak (Salud); el director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard; el subsecretario de Transporte, Alejo Supply; el presidente del Banco Provincia, Pablo Cuattromo, y el titular del Instituto de la Vivienda, Agustín Simone.

También participaron los candidatos a diputados nacionales Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan y los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Federico Achaval (Pilar); Andrés Watson (Florencio Varela) y Marina Lesci (Lomas de Zamora).

Además, participaron los jefes comunales Nicolás Mantegazza (San Vicente), Alejo Chornobroff (Avellaneda), Fernando Moreira (San Martín), Julio Zamora (Tigre), Damián Selci (Hurlingham), Juan José Mussi (Berazategui), Juan Ustarroz (Mercedes), Fabián Cagliardi (Berisso), Mario Secco (Ensenada), Marisa Fassi (Cañuelas), Mayra Mendoza (Quilmes), Javier Osuna (General Las Heras), y Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Facundo Díz (Navarro) y Gastón Granados (Ezeiza).

Durante la charla, Gutiérrez-Rubí aseguró que los actos tradicionales sólo refuerzan el voto del elector ya definido y no aportan nuevas voluntades, por lo que propuso reemplazarlos por caminatas y recorridos «quirúrgicos» en los distritos, para contar cara a cara a cada vecino que el FdT trabaja «para solucionar los problemas de la gente y no los de la dirigencia».

En esa campaña de cercanía en el territorio, el llamado espacio ‘nacional y popular’ debe acentuar la escucha y revalorizar la gestión como modo de dar respuesta a las problemáticas, sin elaborar análisis ni diagnósticos, sino reflejando qué se está haciendo para resolverlos, remarcó el especialista.

Por caso, en los últimos días, Kicillof participó en encuentros y mateadas con jubilados de La Matanza y jóvenes de Villa Gesell y, al ser consultados por ese formato de visitas «de cercanía», en La Plata resaltaron que «para el vecino es más valioso verte en el barrio que en el programa político de la tele».

A ese tipo de inmersión en el territorio en tiempos de coyuntura electoral, Gutiérrez-Rubí lo llama «la campaña del metro cuadrado».

En el intercambio de opiniones en el Salón Dorado, también se acordó que el oficialismo organizará su línea discursiva en torno de una fuerte polarización, en lo que por un lado se agrupará todo lo que «Sí», con un lenguaje propositivo, reflexivo, movilizador y dialogante, para contraponerlo con lo que «No».

«El Sí transmite seguridad, certeza y confianza. Es recuperar la iniciativa e ir hacia adelante con política útil, la que resuelve los problemas», señalaron las fuentes, y contrastaron ese eje discursivo con la postura del No, «que representa las restricciones de la pandemia, que impide avanzar, que pone palos en la rueda y niega la recuperación económica y el diálogo propuesto por el oficialismo».

(Por Juliana Ricaldoni)

Fuente Télam