Interpelan a cuatro ministros por el menor asesinado a golpes y la justicia se reúne con familiares

Comparte a través de:

Cuatro ministros del Gobierno pampeano comenzaron a ser interpelados hoy en la legislatura provincial en relación al caso por el crimen de Lucio Dupuy, el niño asesinado a golpes en Santa Rosa el 26 de noviembre último por el que están detenidas su madre y su pareja, a fin de determinar si existió responsabilidad alguna del Estado en el hecho.

En tanto, los fiscales que investigan el crimen viajaron hoy a la ciudad de General Pico para entrevistarse con los familiares paternos del niño asesinado.

La interpelación de los ministros de Salud, de Seguridad, de Desarrollo Social y de Educación comenzó esta tarde en una sesión pública en la que recibieron pregutas de los legisladores sobre el funcionamiento de los organismos del Estado para poder establecer si existió algún tipo de responsabilidad o si se cometieron errores que pudieran haber evitado el crimen de Lucio.

El niño de 5 años fue asesinado a golpes el 26 de noviembre último en la casa donde vivía con su madre, Magdalena Espósito y su pareja, Abigail Paéz, ambas por el momento únicas imputadas por el crimen del menor y detenidas en una dependencia carcelaria de San Luis.

A la Cámara de Diputados de La Pampa concurrieron para ser interpelados los ministros de Educación, Pablo Maccione; de Seguridad, Horacio di Nápoli; de Salud, Mario Kohan y de Desarrollo Social, Diego Álvarez, además de estar también presente el defensor de la Niñez, Juan Pablo Meacca, pero no para ser interpelado.

Mientras tanto, desde el área de Prensa del Poder Judicial se informó hoy que uno de los fiscales que interviene en el caso, Walter Martos, se entrevistó hoy con ocho familiares de Lucio, en General Pico.

Martos se reunió en primer término con Christian Dupuy, el papá de Lucio, y luego con otros siete familiares ya que quería establecer “cuál era la relación que tenían con el niño y con su mamá, cómo se desarrollaron los primeros tiempos de su infancia, qué pasó cuando la mamá se trasladó a Santa Rosa y si tuvieron contacto con él durante ese tiempo, entre otros temas”.

Las diligencias se cumplieron en las oficinas de una fiscalía piquense, donde Martos recibió los testimonios de Dupuy, de su actual pareja, de su hermano Maximiliano y su esposa Leticia Hidalgo -quien tuvo a su cargo la tutela de su sobrino-, de su hermana y su pareja, y de sus padres, Ramón Dupuy y Silvia Gómez, abuelos de la víctima.

Junto al funcionario viajaron a la ciudad del norte provincial el abogado Luis Peralta Hurtado, colaborador de la fiscalía, e Ignacio Dalgalarrondo, coordinador general de la Oficina de Atención a la Víctima del Delito y a los Testigos.

Ese organismo funciona en el ámbito del Ministerio Público y su función principal es el abordaje y acompañamiento victimológico durante el proceso penal.

El día después del hecho, el juez de control, Néstor Daniel Rali, formalizó la detención de la madre de Lucio, Magdalena Espósito Valenti, por el delito de homicidio calificado por el vínculo; y su pareja, Abigail Páez, por el delito de homicidio simple.

Además, dictó las prisiones preventivas de ambas hasta la finalización del proceso.

Martos, junto a sus pares Verónica Ferrero y Marcos Sacco, conforman el equipo de fiscales dispuesto especialmente para esta investigación y los tres cumplen funciones en la fiscalía especializada en delitos que impliquen violencia familiar y de género.

Ellos ya reunieron una variada cantidad de pruebas -secuestro de objetos en allanamientos, peritajes, el informe final de la autopsia, documentación enviada por el Poder Ejecutivo- y, en los próximos días, continuaran entrevistando a familiares, vecinos y otras personas cuyos relatos pueden ser de buen valor probatorio para la investigación, según informó Prensa del Poder Judicial.

Fuente Télam