Inglaterra prohibe aplicar “botox” a menores de 18 años

Comparte a través de:
A partir de hoy es un delito en Inglaterra administrar toxina botulínica, comúnmente conocida como “botox” o algún tipo de relleno dérmico con fines cosméticos a los menores de 18 años, incluso si está autorizado por un adulto, según una nueva ley aprobada en ese país.

Después de años de esfuerzos para regular la industria de la cosmética no quirúrgica, el Gobierno británico aprobó una ley que tiene como objetivo proteger a los jóvenes de posibles daños.

También será un delito hacer gestiones o concertar una consulta para proporcionar estos tratamientos a cualquier persona menor de 18 años en Inglaterra, ya sea por teléfono, medios digitales o sociales o en persona.

La prohibición está en línea con otras restricciones que rigen en Inglaterra para los menores sobre tratamientos corporales que conllevan riesgos para la salud, como tatuajes, uso de camas solares y blanqueamiento dental.

Según las autoridades sanitarias del Departamento de Salud y Asistencia Social, este tipo de procedimientos pueden producir infecciones, ceguera y, en casos raros, la muerte y existen implicaciones psicológicas asociadas con el cambio de apariencia física.

“Los jóvenes son particularmente vulnerables a medida que se desarrollan física y mentalmente y existen implicaciones éticas en torno a la medida en que pueden dar su consentimiento informado a los procedimientos”, dice el comunicado del organismo de salud.

Informó además que el poder para hacer cumplir la legislación recae en la policía y las autoridades locales generalmente relacionadas con las normas de comercialización.

Las estimaciones del Gobierno muestran que se llevaron a cabo hasta 41.000 procedimientos con toxina botulínica en menores de 18 años en Inglaterra el año pasado y hubo hasta 29.300 procedimientos con relleno dérmico para menores en 2017.

El organismo explicó que esta ley que no solo aplica a las personas sino también a las empresas y aclaró que no importa si el menor de 18 años no vive en Inglaterra, o simplemente está de visita.

Informó que los médicos, enfermeras, dentistas y farmacéuticos registrados pueden proporcionar los tratamientos a los menores de 18 años, pero solo en los casos en que el tratamiento haya sido aprobado por un médico.

Fuente Tèlam