Grosso: «Cuando un grupo económico hace lobby en el Congreso, Juntos por el Cambio lo defiende»

Comparte a través de:
El diputado nacional Leonardo Grosso (Frente de Todos) aseguró hoy que «hay un lobby muy fuerte» por parte de las empresas de la industria alimentaria para evitar el debate de la ley de etiquetado frontal, programado para mañana, y denunció que Juntos por el Cambio «se hace eco de los intereses» de esas empresas y «van en contra de la población».

«Hay un lobby muy fuerte por parte de algunas empresas de la industria alimentaria en contra de este proyecto, y vienen presionando a los distintos diputados y diputadas. Juntos por el Cambio, se hace eco siempre de los intereses concentrados y sobre todo cuando van en contra de la población», afirmó Grosso esta mañana en declaraciones formuladas a Radio del Plata.

«Cuando hay un grupo económico o algún poder concentrado que hace lobby en el Congreso, ellos se suben enseguida a defender esos intereses», agregó, tras pedirles «responsabilidad» y llamarlos a «sentarse a debatir y que si no están de acuerdo con algo del proyecto que lo digan porque para eso está el Congreso».

El legislador se refirió a la posibilidad de que la oposición no dé quórum al debate por la ley de etiquetado, programado en la Cámara baja para mañana a las 11 y dijo que a pesar de la «fuerte resistencia» de Juntos por el Cambio, su bloque trabajará «para construir la mayoría».

«Vamos a hacer todo lo posible. Hay un amplio consenso en la sociedad y en una parte de los sectores de la política», aseveró.

A su vez, recordó que el proyecto, que ya obtuvo media sanción en Senadores, pierde estado parlamentario en noviembre, y definió que el «eje central» de la ley «tiene que ver con la salud de la población.»

En este sentido, sostuvo que «el Estado tiene que regular» y resaltó algunos porcentajes que fundamentan la necesidad de la ley, como que «solo el 13 por ciento de la población entiende qué es lo que dice la etiqueta atrás» y que «el 75 por ciento del azúcar y la sal de más que se consume, está dentro de los productos que se compran».

«La ley de etiquetado pone en la mesa qué tienen los alimentos», definió Grosso y agregó que con la ley «todos los productos comestibles que se vendan en los supermercados o kioscos, tienen que tener una advertencia visible sobre los nutrientes críticos que tienen» para que la «elección» de qué consumir sea «informada».

«En el mundo uno de los problemas más importantes es el crecimiento de la obesidad, la diabetes en los niños, y eso tiene que ver con los alimentos que consumimos, que están más direccionados a los intereses de las compañías de los productos alimentarios que a los intereses de los consumidores», concluyó.

Ayer, el diputado nacional del Frente de Todos había afirmado a través de sus redes sociales: «Este martes vamos a tratar en el Congreso la Ley de Etiquetado Frontal. Le pedimos a todos los bloques de la oposición que den quórum, para poder avanzar ante una situación que afecta silenciosamente la salud de todos los argentinos y argentinas».

 Fuente Télam