Evergrande suspende su cotización en bolsa a la espera de posible venta de división

Comparte a través de:

El gigante inmobiliario chino Evergrande suspendió hoy sus operaciones en la bolsa de Hong Kong a la espera del anuncio de una “importante transacción”, en momentos en donde la empresa afronta una deuda de más de US$ 300.000 millones.

La decisión de la empresa, cuya posible caída genera tensión en los mercados internacionales, se produce en medio de divulgaciones por parte de la prensa local de que la firma inmobiliaria china Hopson Development Holdings planea adquirir el 51% (es decir, las acciones controlantes) de la división de propiedades de Evergrande, un rumor reforzado por el hecho de que dicha empresa también detuvo su cotización en la bolsa de Hong Kong a la espera de una “transacción que involucra a otra empresa en bolsa».

La operación, que estaría valuada en cerca de US$ 5.100 millones (un 28% menos que el valor actual de la división en el mercado), le permitiría a Evegrande aumentar su liquidez y aliviar su asfixiante situación financiera.

No es la primera acción de esta índole: la empresa anunció la semana pasada la venta por US$ 1.500 millones de su capital en un banco regional chino.

Evergrande había señalado en septiembre que estaba “explorando activamente” la venta de parte de la unidad de propiedades, junto a su filial de vehículos eléctricos, no obstante, hasta el momento no hubo progreso en ese sentido.

“Por pedido de la compañía, el comercio de acciones del Grupo China Evergrande se detuvo a las 9 (hora de Hong Kong) del 4 de octubre de 2021 a la espera de la publicación por parte de la compañía de un anuncio que incluye información acerca de una importante transacción», anunció Evergrande en una declaración a la bolsa.

De acuerdo a las reglas de la bolsa de Hong Kong, una empresa solo puede solicitar paralizar su cotización bajo “circunstancias excepcionales”, y, luego de realizarlo, es obligada a publicar una actualización en la situación lo más pronto posible.

Las acciones de la inmobiliaria china cayeron cerca del 80% en lo que va del año.

El optimismo por la posible venta motivó a que las acciones de la división de vehículos eléctricos de Evergrande (que no fueron suspendidas) cerraran con un alza de cerca del 30% en el Hang Seng.

Pese a que accedió a pagar los intereses de un bono local recientemente, Evergrande no dio ninguna indicación de que vaya a pagar dos bonos extranjeros en dólares: los mismos ya han vencido y corre un periodo de gracia de 30 días antes de que se los considere en falta de pago.

En ese sentido, para hoy estaba pautado el vencimiento de otro bono en dólares valuado por US$ 260 millones.

“Al final de la lista de prioridades están los tenedores de bonos offshore», indicó al respecto Bruce Richards, presidente del administrador de inversiones Marathon a la agencia de noticias AFP.

En tanto, pese a que, de acuerdo a algunos inversores y economistas, la caída de Evergrande podría producir un efecto contagio a la economía china y global similar al de la banca estadounidense Lehman Brothers en 2008; Beijing no planea intervenir para rescatar al gigante inmobiliario, priorizando a la economía local y minimizando a los tenedores de deuda.

Durante la semana pasada, las autoridades chinas pidieron a los gobiernos locales prepararse para un posible colapso de la empresa y se reunieron con diferentes bancos solicitándoles que faciliten crédito a los compradores de vivienda (cerca de 1,6 millones de personas esperan apartamentos de Evergrande que aún no fueron construidos) y que asistan al sector inmobiliario.

Asimismo, el banco central chino inyectó en diez días US$ 129.000 millones para otorgarle liquidez al sistema financiero.

 

fuente telam