El Reino Unido confirma que enviará al Ejército a repartir combustible en las estaciones de servicio

Comparte a través de:

El Gobierno británico confirmó hoy que sacará al Ejército para suplir la escasez de camioneros en el Reino Unido y repartir combustible en las estaciones de servicio, que se vieron colapsadas en los últimos días por temor a la escasez de combustible.

«Creo que en los próximos días, la gente verá a algunos soldados conduciendo la flota de camiones cisterna. Los últimos días han sido difíciles. Hemos visto grandes colas, pero creo que la situación se está estabilizando», dijo el ministro de Comercio, Kwasi Kwarteng.

El ministro precisó que se aprobó la provisión de 150 conductores del ejército, que ya se están entrenando antes de ser desplegados en los próximos días.

Kwarteng admitió además que, si bien hubo largas colas en las estaciones de servicio y algunos surtidores en todo el territorio se vaciaron, negó que hubiera una crisis en el suministro de combustible del Reino Unido y dijo que la situación se estaba «estabilizando».

Las estaciones de servicio han tenido dificultades para hacer frente a la gran afluencia de automovilistas, desde que la semana pasada algunos empresas petroleras alertaran sobre problemas de abastecimiento debido a la escasez de camioneros para transportar el combustible.

Según informaron BBC y algunos de los principales medios británicos, durante la madrugada de hoy ya había largas colas de automóviles en Londres y sus alrededores y en la concurrida autopista M25 que rodeaba la capital.

En muchas estaciones de servicio había carteles que anunciaban que no había combustible disponible.

El personal sanitario, médicos y enfermeros, así como las ambulancias y otros trabajadores esenciales, fueron los más afectados.

Ayer, la Asociación Médica Británica (BMA) pidió que se dé prioridad al personal sanitario y a los trabajadores esenciales para acceder al combustible, que han estado haciendo colas durante horas para llenar sus tanques.

En los últimos días se vieron enormes colas y escenas violentas en muchos surtidores de las estaciones de servicio de todo el territorio británico que entraron en pánico como consecuencia de la crisis.

La situación está afectando también a las cadenas de suministro de diversos bienes y servicios, lo que ha dejado las estanterías de los supermercados vacías de algunos artículos y hace temer que haya escasez durante la Navidad.

Según el diario The Times, fuentes de la industria dijeron que la interrupción podría «continuar durante semanas» debido al tiempo que llevará reabastecer las estaciones de servicio.

Los problemas con el abastecimiento debido a la escasez de conductores del transporte de carga que provenían de la Unión Europea (UE) son atribuidos a la pandemia, pero se agravaron con el Brexit, ya que muchos trabajadores europeos decidieron abandonar el Reino Unido.

El Reino Unido abandonó el mercado único de la UE a principios de este año, lo que impidió que los transportistas contrataran choferes.

Se estima que el Reino Unido tiene una escasez de unos 100.000 choferes de camiones.

El primer ministro, Boris Johnson, dijo ayer que la cantidad de choferes de camiones que faltan en ese sector en particular no es muy grande, pero justificó que en general, hay una escasez en esa profesión en todo el mundo.

Johnson aseguró además que el Gobierno estaba tomando medidas para garantizar que hubiera suficientes entregas en todas las industrias durante el período previo a la Navidad.

«Lo que queremos hacer es asegurarnos de tener los preparativos necesarios para llegar a Navidad y más allá, no solo en el suministro de nuestras estaciones de servicio, sino en todas las partes de nuestra cadena de suministro», agregó.

Para paliar la crisis el Gobierno anunció también que otorgará 10.500 visas a choferes y trabajadores de camiones en el extranjero, a quienes se les permitirá trabajar en el Reino Unido hasta la víspera de Navidad.

 

fuente telam