El expresidente francés Sarkozy criticó su condena por financiación ilegal: «La gente no es tonta»

Comparte a través de:

«La gente no es tonta en absoluto», declaró hoy el expresidente francés Nicolas Sarkozy al criticar la condena a un año de prisión decretada el jueves por la justicia por la financiación ilegal de su campaña para las elecciones de 2012 en donde no logró ser reelecto.

El exjefe de Estado (2007-2012), que anunció que apelará el fallo, firmó ejemplares de su último libro en una librería del oeste de París, donde unos 200 simpatizantes le dieron su apoyo.

«Es muy emotivo y al mismo tiempo muy tranquilizador sobre el ánimo del país, porque la gente no es tonta en absoluto», comentó Sarkozy ante las cámaras de televisión, mientras empezaba a firmar ejemplares de su libro «Promenades» (Paseos).

El jueves, tras su condena, denunció una «injusticia» en las redes sociales y prometió que iría «hasta el final» para «continuar con este combate, tan necesario, por la verdad y por la justicia».

Al ser consultado sobre el primer ministro, Jean Castex, que le manifestó su «amistad» y «afecto», siempre «a título personal», Sarkozy declaró: «Me alegra mucho, no me sorprende viniendo de él, soy muy sensible [a sus palabras], he recibido miles y miles» de mensajes de apoyo, reportó la agencia de noticias AFP.

«¿También de parte del actual presidente francés, Emmanuel Macron?», le preguntó un periodista. «Pregúntenle a él, no soy yo el que lo tiene que decir», respondió el dirigente conservador.

Sarkozy, de 66 años, se convirtió en marzo en el primer expresidente de la Quinta República (régimen iniciado en 1958) en ser sentenciado a prisión firme (un año) por corrupción y tráfico de influencias en otro caso. Su defensa también apeló ese fallo.

La condena del jueves se produjo en el llamado caso Bygmalion, que se sumergió en las cuentas de la campaña de la presidencial de 2012, que el entonces mandatario perdió contra el socialista François Hollande.

 

fuente telam