El aeropuerto de La Palma vuelve a suspender vuelos por otra nube de ceniza del volcán Cumbre Vieja

Comparte a través de:

La nube de ceniza originada en el volcán Cumbre Vieja de La Palma obligó hoy a cancelar la mayoría de vuelos previstos en el aeropuerto de esta isla española, mientras la erupción iniciada hace casi un mes no da signos de concluir, informaron las autoridades.

Tras suspender sus vuelos de la mañana, la compañía aérea Binter comunicó que «la evolución de la nube de ceniza procedente de la erupción volcánica de La Palma obliga a mantener el cese temporal de los vuelos con la isla hasta mañana domingo», en un comunicado publicado en su página web.

La gestora de los aeropuertos españoles AENA mantiene, sin embargo, operativa la terminal de La Palma, aunque 30 de los 34 vuelos previstos para el sábado fueron cancelados, informó la agencia de noticias AFP.

La isla registró esta madrugada el terremoto de mayor magnitud desde el inicio de la erupción (de 4,6 grados), a 37 kilómetros de profundidad, según informó el Instituto Geográfico Nacional.

En tanto, el nuevo punto eruptivo surgido ayer en el volcán de Cumbre Vieja dentro del área del cono principal, tiene este sábado una actividad menor y sigue expulsando solo cenizas.

La portavoz científica del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), María José Blanco, informó que este antiguo punto de emisión que se reactivó ayer, hoy disminuyó su actividad y se encuentra a unos 300 metros al sureste de la base del cono principal.

Blanco agregó que no es previsible que este nuevo punto eruptivo emita magma y dijo que, en principio, su actividad creó una columna de cenizas de 4.500 metros de alto.

Asimismo, no descartó que se puedan producir otros nuevos puntos, al tiempo que hizo referencia a las malas condiciones meteorológicas que permanecerán en las próximas 24 a 36 horas.

La nube de ceniza y dióxido de azufre continuará hacia el norte y noreste de la isla, lo que provoca la caída de cenizas en el aeropuerto de La Palma, lo que afecta su operatividad.

Además, es probable que la nube de ceniza pueda afectar al espacio aéreo comprendido entre La Palma, La Gomera y el norte de Tenerife, según se indicó.

Por otro lado, está vigente la posibilidad de que en los próximos días se produzcan terremotos de intensidad por encima de 4,5 grados, aunque a mucha profundidad, por encima de los 30 kilómetros, que continuarán siendo sentidos por la población.

No es la primera vez que las conexiones aéreas con esta isla del archipiélago atlántico de Canarias -situado frente a Marruecos, al sudeste de España- se ven afectadas desde que el Cumbre Vieja entró en erupción el domingo 19 de septiembre.

La erupción en esta pequeña isla de 85.000 habitantes no causó ninguna víctima, pero sí graves daños y provocó la evacuación de alrededor de 7.000 personas.

Las coladas de magma ardiente arrasaron 736 hectáreas y destruyeron 1.826 edificios.

Fuente Télam