Dirección Nacional Electoral asignó los aportes para la impresión de boletas y para las campañas

Comparte a través de:

La Dirección Nacional Electoral (DNE) asignó los aportes para la impresión de boletas electorales a las agrupaciones políticas que oficializaron candidaturas para las elecciones generales del 14 de noviembre, para la categoría de senadores y diputados nacionales en cada uno de los distritos electorales del país.

La medida, adoptada a través de las resoluciones 64 y 65/2021 publicadas hoy en el Boletín Oficial, es «un paso importante porque permite a las fuerzas políticas contar con financiamiento para imprimir las boletas para competir en los comicios, y desarrollar la actividad proselitista a través de los aportes por campaña», dijo a Télam la directora Nacional Electoral, Diana Quiodo.

En el caso de los senadores, se trata de la distribución de los fondos a las agrupaciones políticas de ocho provincias, que son las que renuevan integrantes de la cámara alta este año, y para todos los distritos del país que eligen diputados nacionales.

El monto global para el aporte de campaña para las elecciones de noviembre es de 100 millones para la categoría de senadores, y 336 millones para la de diputados, y ya había sido fijado por el Ministerio del Interior a través de la resolución número 147/2021, por lo cual ahora se formalizó la asignación para el desembolso a cada partido de los diferentes distritos.

En cuanto a la suma para la impresión de boletas, será el equivalente a dos boletas y media (2,5) por elector registrado en cada distrito y para cada categoría que corresponda elegir, de acuerdo con el artículo 35 de la Ley 26.215, en tanto que el valor de referencia del millar de boletas se estableció en 1.330 pesos.

De acuerdo con esta fórmula, el aporte para la impresión de boletas para la categoría diputados será de 693.316.232 pesos, y para la categoría de senadores, ascenderá a 236.557.780 pesos.

El financiamiento público de las agrupaciones está previsto en el artículo 5º de la ley 26.215, de financiamiento de los partido políticos promulgada en el 2007, que establece que el Estado contribuye al normal funcionamiento de los partidos políticos reconocidos en las condiciones establecidas por esa norma.

Con esos aportes, los partidos políticos podrán sostener su desenvolvimiento institucional, como actividades políticas, institucionales y administrativas establecidas en sus respectivas cartas orgánicas, así como la actualización, sistematización y divulgación doctrinaria a nivel nacional o internacional; realizar capacitación y formación política; y desarrollar campañas electorales para los comicios primarios y generales.

Con respecto del desarrollo del proceso de organización de los comicios de noviembre, Quiodo comentó que «venimos bien y nos encontramos en los procedimientos finales» y consideró que los aportes a los partidos «favorece una cierta igualdad y que cuenten con los fondos necesarios para sus campañas».

Las resoluciones de la DNE disponen además el descuento de las sumas de las multas aplicadas por la Justicia Electoral a las agrupaciones, debido a las demoras en presentar los informes de campaña y rendición de fondos, entre otras infracciones.

El monto de estos descuentos se transferirán al Fondo Partidario Permanente de la Dirección de Financiamiento Partidario Electoral, y cuyos recursos vuelven a las agrupaciones, a través del aporte anual para el desenvolvimiento institucional.

Fuente Télam