Detienen en Colombia a siete integrantes de grupos disidentes de las FARC

Comparte a través de:

Siete integrantes de un grupo disidente de las FARC, ahora enroladas en la organización delincuencial Natán, fueron detenidas en Timbiquí, en el departamento colombiano de Cauca, y en los municipios de Envigado y Sabaneta y en la ciudad de Medellín.

«Con esta operación se logró la desarticulación de esta organización y la afectación de las finanzas criminales de la estructura residual de las FARC ´Rafael Aguilera` y de grupos delincuenciales organizados, dedicados al lavado de activos», señaló el Ministerio de Defensa.

Tres de las detenciones fueron en Timbiquí, después de que se dispusieran seis operativos de registro de propiedades y allanamiento, uno de ellos en una comercializadora.

«Según las investigaciones, un funcionario de la Alcaldía de Timbiquí estaría vinculado a la organización», agregó el Ministerio de Defensa, según la agencia Sputnik.

Las detenciones fueron por concierto para delinquir en concurso heterogéneo, con lavado de activos.

La operación fue un trabajo articulado de la Dirección de Carabineros y la Fiscalía General de la Nación con el apoyo del Ejército y la Armada.

En tanto, la Cancillería oficializó hoy el acuerdo que ayer anunciaron el presidente Iván Duque y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para que la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la organización continental se quede en el país.

Hoy se firmó el octavo Protocolo Adicional, que establece un nuevo mandato por tres años.

«La Misión seguirá siendo un apoyo para Colombia, observando los avances obtenidos y alertando los principales desafíos, a través de sus recomendaciones a la implementación de los acuerdos, políticas públicas y a las estrategias institucionales y comunitarias que se desarrollan para alcanzar la paz», indicaron la Cancillería de Colombia y la MAPP/OEA en un comunicado conjunto.

El texto fue suscrito en Bogotá por la vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, y el jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia, Roberto Menéndez.

Según Ramírez, «los aportes de la MAPP/OEA han permitido al Estado acercarse a las comunidades y han servido de puente para generar diálogo en contextos de alta conflictividad».

Menéndez, por su parte, resaltó que el grupo asume “este compromiso con independencia e imparcialidad, así como con la decidida voluntad de acompañar todos los esfuerzos de paz que Colombia realiza».

La Misión tiene presencia territorial en 18 oficinas regionales y su sede en Bogotá, donde trabaja por el apoyo a las víctimas del conflicto armado, los procesos de reincorporación, los programas de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, el seguimiento a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, la Reforma Rural Integral e iniciativas de desminado, entre otros.

fuente telam