«Cuando tengamos un buen acuerdo vamos a cerrar con el FMI», sostuvo Cafiero

Comparte a través de:

El canciller Santiago Cafiero aseguró hoy que la Argentina cerrará la reestructuración de su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuando el Gobierno tenga «un buen acuerdo».

«Cuando tengamos un buen acuerdo vamos a cerrar con el FMI», dijo Cafiero en rueda de prensa con los medios argentinos enviados a Roma en el hotel Regina Baglioni, donde se hospeda el presidente Alberto Fernández y la comitiva que lo acompaña.

En ese sentido, destacó que «la intención del discurso del Presidente fue contar las perspectivas de recuperación pospandemia», en donde la Argentina «transita una situación particular con la deuda».

El canciller consideró que «se pone en tela juicio la arquitectura financiera global como para ser parte de una agenda de recuperación, así como está», y refirió que «los desafíos son esos, como región».

Asimismo, expresó que Fernández «llegó ahí para alzar la voz, pero no como anticapitalismo sino como un capitalismo de producción y trabajo» y consideró que «el capitalismo esta hoy por la especulación financiera».

El canciller contó que el documento final del G20 que se dará a conocer mañana «está prácticamente cerrado», aunque aclaró que «la cumbre no ha cerrado y puede estar sujeto a cambios».

Por otra parte, sostuvo que en su alocución de mañana el mandatario argentino «seguirá con los lineamientos de los paneles, sobre el financiamiento para la recuperación y para la transición energética», y remarcó que «se está hablando de financiamiento para tecnología limpia».

El canciller sostuvo que las reuniones bilaterales que mantuvo hoy el Presidente «sirven para afianzar la relación entre Argentina y Europa» y dijo que además «hizo hincapié en la necesidad de rever parte de la arquitectura financiera internacional, que termina siendo un obstáculo para el desarrollo de herramientas que promuevan el desarrollo».

Con la canciller alemana Ángela Merkel, el jefe de Estado planteó la posición ante el FMI «en términos generales» y resaltó que Alemania «sigue acompañando a la Argentina como lo hizo hasta acá», aunque ese país aún no adelantó como votará en la reunión de directorio.

Además, se cerró con Alemania un financiamiento para la represa Chihuido, en el sur del país, por 2.200 millones de dólares y con participación de empresas nacionales.

En tanto, el presidente de España, Pedro Sánchez, apoyó también al país; y el mandatario francés Emmanuel Macron, con quien Fernández se entrevistó junto a Cafiero y el ministro de Economía, Martín Guzmán; no se expidió puntualmente sobre el tema sobrecargos pero se avanzó en «los vínculos políticos», explicó el canciller.

Cafiero señaló que Fernández resaltó en sus encuentros el crecimiento del país, con 10 meses consecutivos de aumentos de exportaciones «y con récord en septiembre» y dijo que demostró así que «el camino del crecimiento de exportaciones es el adecuado», con aumento en divisas y en productos de manufactura industrial y agropecuaria.

El canciller manifestó que el jefe de Estado «exhibió esto para que la deuda no puede ser un ancla a la recuperación de la argentina», porque se necesita «llegar al mejor acuerdo posible para que no se detenga la recuperación», y además habló del aumento de la inversión extranjera directa.

Cafiero también mantuvo reuniones bilaterales con la directora general de la Organización Mundial de Comercio (OMC) Ngozi Okonjo-Iweala, con el canciller chino Wang Yi y con su par ruso Serguéi Lavrov.

En la reunión con Okonjo-Iweala, en la que también estuvo la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, Cecilia Todesca, habló de subsidios a la pesca vinculados la sostenibilidad del recursos en términos económicos y en biodiversidad, sobre acceso a las vacunas y liberación de patentes durante la pandemia y sobre una nueva ley de economía del conocimiento que promueva la igualdad de género.

En tanto, con Wang Yi analizo la necesidad de potenciar dispositivos de comercio con comisiones mixtas, de exportaciones e importaciones y la ampliación de la balanza comercial.

A su vez, con Lavrov el canciller habló sobre pandemia de coronavirus y destacó la colaboración de su país en el tema de las vacunas.

En la misma reunión, el canciller también abordó la llegada en diciembre de una misión del Fondo Soberano ruso para realizar inversiones en la Argentina.

(Por DS, desde Roma, enviado especial).

Fuente Télam