Comienza la audiencia pública por el destino de la exciudad Deportiva de Boca, en Costanera Sur

Comparte a través de:

La audiencia pública por el destino de la exciudad Deportiva de Boca, donde la empresa IRSA, con el apoyo del Gobierno porteño, planea construir un emprendimiento inmobiliario con edificios de hasta 45 pisos, comienza hoy en la Legislatura porteña, y se extenderá hasta el próximo 8 de noviembre, con más de 2.500 inscriptos.

En la exciudad Deportiva, un predio de 71 hectáreas ubicado a orillas del Río de la Plata y lindero con la Reserva Ecológica Costanera Sur, su propietaria, la empresa IRSA, quiere construir un nuevo barrio con edificios de hasta 145 metros de altura y calles internas.

Para eso, IRSA, una firma de Eduardo Elsztain, cuenta con el apoyo del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que impulsa un proyecto de ley en la Legislatura local para cambiar las normas urbanísticas de esas tierras, habilitadas actualmente solo para equipamiento deportivo.

En tanto, un conjunto de organizaciones -agrupadas en el espacio «Costanera Verde Pública»- participarán de la audiencia para rechazar el emprendimiento inmobiliario y proponer, en cambio, una «costanera verde y pública».

De la audiencia, que se realizará a partir de las 14 con modalidad virtual, se inscribieron 2.593 habitantes de la Ciudad de Buenos Aires que hablarán a lo largo de 14 jornadas, teniendo lugar la última de ellas el 8 de noviembre próximo.

Entre otras organizaciones, «Costanera Verde Pública» está integrada por el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (CLIC), la Defensoría de Laburantes (La Defe) y la Central de Trabajadores de la Argentina-Autónoma (CTA-Autónoma).

El predio que actualmente pertenece a IRSA tiene una historia particular: en la década de 1960, el Estado nacional lo cedió a Boca Juniors con la condición de que no lo vendiera a privados y lo destinara a actividades deportivas.

Así, el club comenzó una campaña entre sus hinchas para reunir dinero y construir la Ciudad Deportiva, proyecto que incluía una pileta de natación y un estadio, entre otras instalaciones, algunas de las cuales llegaron a concretarse.

Pero, en la década de 1980, la entonces municipalidad de Buenos Aires cedió la posesión del terreno al club de fútbol, que a principios de los 90 lo vendió a la sociedad Santa María del Plata, cuya mayoría accionaria fue luego adquirida por IRSA.

Desde 1997, IRSA mantiene cerrado el terreno a la espera de poder concretar su proyecto: un barrio privado a orillas del río.

Fuente Télam