Chile espera manifestaciones en el segundo aniversario del estallido social

Comparte a través de:

Chile se preparaba hoy para manifestaciones en distintos puntos del país con motivo del segundo aniversario del inicio de la histórica ola de protestas contra la desigualdad conocida como «estallido social», que derivó en un proceso en curso de redacción de una nueva Constitución que reemplace a la de la dictadura neoliberal de Augusto Pinochet.

Diversos grupos, movimientos y organizaciones tenían previsto concentrarse en distintos puntos dentro y fuera de Santiago, la capital, con el propósito de conmemorar el comienzo del estallido social y exigir la liberación de los detenidos en las protestas iniciadas el 18 de octubre de 2019.

El aniversario del estallido social llega en medio de la campaña para los comicios del 21 de noviembre, en los que se elige al sucesor del presidente conservador, Sebastián Piñera, y se renueva el Congreso de este país de 19 millones de habitantes.

Más de 30 personas murieron en el marco de la represión de las protestas, y el Gobierno de Piñera ha recibido acusaciones locales e internacionales de violaciones de los derechos humanos.

Por la mañana, un grupo de estudiantes y trabajadores de la salud evadió el pago en el Metro de Santiago, reeditando uno de los hechos que marcó el comienzo del estallido, que estuvo inicialmente motivado por un aumento del precio del pasaje del subterráneo pero que luego creció a una exigencia de cambios políticos y sociales más profundos, en parte en respuesta a la represión policial.

Para la misma hora, estudiantes se manifestaron en las cercanías de un shoping de la capital chilena exigiendo la liberación de las personas que fueron detenidas en el marco de los sucesos del 18 de octubre.

Antonia Rolland, una de las voceras de los estudiantes, dijo al canal 24 horas que la movilización popular era «la única forma que lograremos los cambios con el pueblo como protagonista».

La manifestación finalizó con la intervención de una nueva figura dispuesta por Carabineros (Policía de Chile), el denominado “Agente de diálogo”, quien tiene como función identificar a los líderes de las manifestaciones y persuadirlos en caso de que se tornen violentas.

Esta figura nació como respuesta a los cuestionamientos que ha recibido la institución, especialmente por la represión de las manifestaciones y la vulneración de los derechos humanos de la que ha sido acusada en el marco del estallido social.

La reforma a Carabineros es una de las demandas vigentes que más urge a la sociedad chilena.

El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile, Sergio Micco, afirmó al diario La Tercera que hoy el país está “más cerca de la impunidad que de la verdad y justicia”, ya que sólo han sido procesados 136 de los 3.072 policías querellados.

Micco remarcó que para avanzar en la reparación de las víctimas es fundamental “que el Estado parta por reconocer que acá hubo violación a los derechos humanos”.

Los candidatos presidenciales también han expresado sus posturas, dividiéndose en dos: los que conmemoran y los que lamentan lo ocurrido en octubre de 2019.

Gabriel Boric, candidato a presidente por la coalición de izquierda Apruebo Dignidad, dijo que «es un momento de conmemoración respecto al país que debemos construir”.

“También que es un momento de mucho dolor para mucha gente, de violaciones a los derechos humanos y de tremendas injusticias», agregó.

En una línea similar, Yasna Provoste, candidata presidencial por la Democracia Cristiana, afirmó que conmemora el 18 de octubre “como una fecha que nos permita mirar con esperanza el futuro que viene a partir de la unidad social y política, como lo es la Convención Constituyente».

El actual líder de las encuestas, el pinochetista José Antonio Kast, del Partido Republicano, señaló que «se cumplen dos años de una fecha trágica y violenta para Chile”, y agregó que no se pueden permitir “que nunca más los vándalos y terroristas ataquen a nuestro país».

Por su parte, Sebastián Sichel, candidato de la coalición oficialista Chile Podemos Más, describió el 18 de octubre como “un dolor tremendo”.

«Hicimos que la violencia superara la posibilidad de hacer cambios en democracia. Cuando la violencia le ganó a estos cambios justos».

El estallido social y un acuerdo firmado por los parlamentarios de todos los sectores dieron paso a la posibilidad de redactar una nueva Constitución para reemplazar la heredada de la dictadura cívico-militar de Pinochet (1973-1990), a través de una consulta popular el pasado 25 de octubre, donde el apruebo ganó por casi el 80% de los votos.

«La posibilidad constituyente se abrió sólo como consecuencia de lo que ocurrió desde el 18 de octubre. Es un desenvolvimiento de lo que empezó a pasar ese día», dijo a 24 Horas el constituyente Fernando Atria, de Apruebo Dignidad.

La Convención Constitucional comenzó a trabajar hoy en el contenido de la Nueva Carta Magna, después de redactar y votar el reglamento de funcionamiento en sus primeros tres meses.

Según Atria, “se va a declarar formalmente abierta la discusión constitucional y al mismo tiempo se instalan las comisiones temáticas. Son siete comisiones en las cuales se va a discutir el contenido de la nueva Constitución», explicó.

Fuente Télam