BAphoto vuelve a la presencialidad reformateado y acompañado por un potente programa virtual global

Comparte a través de:

BAphoto, un punto de referencia para la fotografía latinoamericana, celebrará su 17 edición del 13 al 17 de octubre próximos, con un formato híbrido que imbrica el retorno a la presencialidad, en la porteña Casa Basavilbaso, con una versión virtual centrada en galerías extranjeras que se sumará a las clásicas secciones de artistas emergentes, homenajeados o consagrados, en busca de potenciar su visibilización y sus ventas, tras un arduo año y medio de pandemia.

Fundada en 2005 con la intención, también, de ser un lugar de encuentro entre artistas, BAphoto se reformatea e hibrida. Pasa de la virtualidad a la reunión en una casa construida en los años 20 y propone «un encuentro totalmente inmerso en el espíritu de época y representativo del carácter cultural de Buenos Aires», aseguró hoy su director, Diego Costa Peuser, durante una conferencia de prensa vía zoom.

¿El objetivo? «Que los artistas, profesionales y el público puedan volver a encontrarse con la fotografía en un ambiente que fomente el diálogo, con mucha historia y una cuidadosa exhibición de 26 galerías, locales y extranjeras, presenciales y virtuales», indicó Costa Peuser.

«Esta implementación de las ferias presenciales y virtuales es algo que viene para quedarse -señaló-, es una manera de llegar a públicos que no pueden venir a la Argentina en estos momentos complicados, de darle visibilidad a los artistas, de generar ventas y de que la feria esté cerca de la gente».

Las participaciones locales van desde las galerías cordobesas Fulana e Intemperie y la rosarina Subsuelo, pasando por Isla flotante, Del infinito e Imaginario, hasta Hilario, Vasari o Rolf. Mientras que la sección internacional, que es la virtual, estará conformada tan solo por ocho galerías.

«No quisimos armar una feria virtual muy amplia porque sabemos que sirven para que las galerías tengan presencia pero a la hora de ventas no son tan eficientes -dijo Costa Peuser-. La idea fue buscar galerías importantes de diferentes países, como Blanca Berlín, de Madrid, o Patricia Conde, de Ciudad de México. Trabajar con referentes de la fotografía que permitan internacionalizar la feria hacia adentro y hacia afuera».

Los otros locales extranjeros que participan son la uruguaya Black Gallery, de Puerto Garzón; la venezolana Carmen Araujo, de Caracas; desde Miami, Estados Unidos, Diana Lowenstein; Mario Cohen desde San Paulo, Brasil, los madrileños Ponce + Robles y los mexicanos Troconi-Letayf & Campbell.

La edición 2021 incorporará secciones clásicas como la Wunderkammer -su trabajo sobre los principios de la fotografía cuenta con seguidores que buscan materiales inhalables- y secciones novedosas como Media Point, que propone de charlas en vivo, entrevistas presenciales o vía streaming con coleccionistas, galeristas, curadores y artistas vinculados a la fotografía latinoamericana, y clases magistrales gratuitas online.

La primera «superó todas las expectativas», dijo Costa Peuser, con cerca de 800 inscriptos, previamente, para participar por zoom, en una clase del curador Rodrigo Alonso, a cargo además de la sección Video Project, dedicada al reconocimiento y legitimación de nuevos artistas.

Mañana a las 19 Vivian Galván hablará sobre post-pictorialismo fotográfico. Las inscripciones deberán realizarse, con anticipación en el sitio www.buenosairesphoto.com. La última masterclass será el 7 de octubre con Gabriel Valansi, quien ofrecerá una guía para la mirada, en una introducción al arte de la fotografía.

La feria contará con curadores como Bárbara Golubicki, Verónica Santalla, Celina Marco y Florencia Battiti, responsable de Special Project, donde se expondrá la obra de Silvia Rivas, que ofrece una mirada extrañada sobre la cotidianeidad, poetizando en el instante previo al acontecimiento para exaltar su fragilidad y potencia.

Lucrecia Plat será la convocada este año por la sección Artista Homenaje que cura Francisco Medail, dedicada a reconocer y poner en valor la trayectoria de fotógrafos y fotógrafas argentinos. «El trabajo de BAphoto es también rescatar grandes trabajos, además de reconocer y dar el espacio a grandes artistas -dijo el director de BAphoto- y Plat, fotógrafa argentina nacida en 1942, es autora de retratos emblemáticos como el de Alejandra Pizarnik».

Plat también dará una charla el viernes 15 de octubre a las 18.30 en la Casa Basavilbaso, ubicada en la calle con el mismo nombre al 1233, en el barrio porteño de Retiro.

Habrá una sección en el Patio Bullrich, donde hasta diciembre la curadora Irene Gelfman exhibirá tres muestras de artistas las galerías que participan en BAphoto, «como una forma de extender las feria tres meses y de darle visibilidad a los autores y la posibilidad de vender obra». Pero ese es el único espacio físico fuera de BAhoto, «este año no hicimos otros programas fuera de la feria porque quisimos concentrar nuestra energía en la casa, no es el momento para eso», aclaró Costa Peuser.

Hay un cupo de visitantes que tenemos que respetar, como parte de los protocolos por pandemia. La idea es que la gente vaya circulando por la casa y que pueda reunirse en el jardín, donde habrá música, se harán filmaciones en vivo.

Los dos primeros días de feria, miércoles y jueves, serán con invitación, por eso las visitas guiadas se harán el viernes, sábado y domingo, los días que la feria abre al público en general, del 15 al 17 de octubre, y estarán a cargo de fotógrafos. Para participar en ellas también habrá que registrarse con antelación, incluso a la guiada virtual que Claudio Larrea hará desde Barcelona.

Las entradas ya pueden conseguirse en el sitio web de la feria, son de 600 pesos, pero hay promociones dos por uno y descuentos de 50 % para jubilados y estudiantes.

«La idea de todos los que organizamos ferias de arte es acercar cada vez más gente a nuestro mundo, para que no siga siendo tan chico», aseveró el director de BAphoto.

(Por Dolores Pruneda Paz)

 

Fuente Télam