Activistas destacan que con la nueva ley de VIH “se ganaron derechos”

Compartí esta nota a través de :

Activistas destacaron hoy que con la nueva ley de respuesta Integral al VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual sancionada anoche por el Senado, las personas con VIH “ganaron derechos” y destacaron que la norma “responde a situaciones sociales y socioeconómicas” que no estaban contempladas previamente.

“Es un día muy especial para todas nosotras porque después de tantos años y tanta lucha que nos llevó a conquistar esta ley podemos decir que estamos un poco más cerca de poder vivir plenamente nuestros derechos y de ejercer esos derechos y poder disfrutarlos”, dijo a Télam Andrea Rotela miembro de ICW Argentina, una comunidad internacional de mujeres viviendo con VIH.

Al respecto, aseguró que tras más de ocho años en los que vivieron “muchas situaciones feas y muchas frustraciones, todo ese camino recorrido nos deja sentirnos felices, plenos y sentimos que esta es la mejor ley que podemos tener”.

“Las expectativas son muchas, ganamos en derechos, tenemos que pensar que hoy tenemos una ley superadora para el mundo en relación al VIH”, añadió.

El Senado sancionó anoche con 60 votos a favor y uno en contra del jefe del bloque PRO, el misionero Humberto Schiavoni, la iniciativa que reemplaza a la ley 23.798 que estaba vigente desde 1990.

La nueva norma, que tuvo el apoyo de más de 200 instituciones y organizaciones civiles, plantea un cambio de perspectiva y pone foco en lo social, apuntando a mejorar la calidad de vida y prevenir muertes evitables.

También propone un abordaje integral desde la salud colectiva y busca brindar contención e información para derribar prejuicios y situaciones de discriminación.

Para Lucas Gutiérrez, quien se define como “activista, periodista, puto y persona viviendo con VIH”, lo importante es la actualización de la ley que “nada tenía que ver con nuestras necesidades y urgencias reales; esta es una ley de calidad de vida que nos acerca a más derecho”.

Gutiérrez sostuvo que la nueva normativa “responde a las situaciones sociales, socioeconómicas; porque de qué sirve tener la medicación en la mano para tomar si no tenés agua potable, comida en la panza, un techo, o un trabajo”.

“Con todas las cuestiones de la dignidad humana que se ve totalmente atravesada cuando sos una persona que convive con VIH, que te discriminan y te niegan cuestiones básicas como el trabajo; esta ley dialoga objetivamente con todo eso”, detalló en diálogo con Télam.

El activista destacó que en los últimos ocho años se logró “llevar al VIH a la esfera del debate público, más allá de la ley se habló de personas viviendo con VIH, se habló de un virus que sigue estando latente, dé esa otra pandemia que importa muy poco a muchísima parte de la sociedad”.

Por otra parte, dijo que “hoy es un nuevo comienzo, no se terminó nada; ayer fue un abrazo, fue una postal pero esto claramente continua de muchos lugares”.

“A mi me atraviesa desde lo emocional, pensaba en todas las personas que faltaban en el Congreso, que ayer no estaban y es muy doloroso”, concluyó.

Fuente Télam