La UE lamenta la “pérdida de libertades fundamentales” en Hong Kong a 25 años de su retorno a China

Compartí esta nota a través de :

La Unión Europea (UE) reiteró hoy sus “preocupaciones” por “la retirada de libertades fundamentales” en Hong Kong, en el aniversario 25 desde la devolución de la soberanía de este territorio a China por parte del Reino Unido.

“Hace 25 años, China se comprometió en un tratado internacional a preservar el alto nivel de autonomía de Hong Kong y respetar el principio de ‘un país, dos sistemas’ hasta 2047”, recordó una vocera del Servicio de Acción Exterior de la UE, Nabila Massrali, en Twitter.

Massrali aludió así a la Declaración Chino-Británica, que articuló la retrocesión y estableció el mantenimiento durante al menos 50 años a partir de esa fecha de una serie de condiciones con las que la región conservaría su autonomía y sus libertades.

El bloque considera que estos últimos años supusieron un retroceso en matera de Derechos Humanos en el antiguo territorio británico, después de que Beijing ganase influencia y las autoridades hongkonesas reprimiesen cualquier atisbo de disidencia tanto social como política.

“Seguimos de cerca los juicios secretos de los abogados Xu Zhiyong y Ding Jiaxi”, ambos figuras prominentes de las luchas por los derechos humanos en el territorio semi-autónomo y “quienes según informes, fueron torturados”, escribió Massrali”.

“La UE hace un nuevo llamamiento a China para que respete el derecho internacional de los derechos humanos y su propia Ley de procedimiento penal, que otorga a los acusados ​​el derecho a un juicio justo y al debido proceso”, concluyó.

Ayer, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, expresó la solidaridad de Washington con el pueblo de Hong Kong por lo que llamó una “erosión de la autonomía” de esa isla bajo el Gobierno chino, al tiempo que pidió que se restablezcan las libertades personales de los civiles.

“Ahora es evidente que las autoridades de Hong Kong y Beijing ya no ven la participación democrática, las libertades fundamentales y los medios de comunicación independientes” como parte del modelo de gobierno “un país, dos sistemas” acordado por Reino Unido y China en el momento de la devolución de la colonia en 1997, expresó el jefe de la diplomacia de Estados Unidos.

El primer ministro británico, Boris Johnson, por su parte, prometió no “abandonar” a la excolonia británica, tras señalar que “Beijing está incumpliendo con sus obligaciones” y consideró que “amenaza tanto los derechos como las libertades” de los habitantes de ese territorio.

Fuente Télam