Se reanuda el juicio por jurados por el crimen de la mochilera en Córdoba y se espera veredicto

Compartí esta nota a través de :

El juicio por jurados que se le sigue a un albañil acusado del femicidio de Cecilia Gisela Basaldúa, la mochilera abusada, asfixiada y asesinada en abril del 2020 en la localidad cordobesa de Capilla del Monte, se reanudará hoy con los últimos dos testigos, los alegatos y posiblemente el veredicto, informaron fuentes judiciales.

Tal como informó días atrás a Télam la abogada Daniela Pavón, quien representa como querellante a los familiares de Basaldúa, el tribunal técnico a cargo del debate que se lleva a cabo en Cruz del Eje ya notificó a las partes que para esta jornada se prevé que se conozca el veredicto.

El peón albañil Lucas Bustos (25) es el único acusado en este proceso, quien enfrenta cargos por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal, homicidio doblemente calificado por violencia de género y criminis causa”, que prevé como única pena la prisión perpetua.

En la última audiencia, el tribunal resolvió otorgar la libertad del acusado, a la que no se opuso la familia de la víctima, y hoy el jurado popular se expedirá sobre la absolución o condena.

“Nosotros no vamos a acusar. Vamos a pedir la absolución” del acusado, adelantó la abogada Pavón, al reafirmar que, para la familia de la mochilera, el acusado es un “perejil” y que no hay pruebas que lo incriminen.

“La investigación de la fiscal (Paula) Klem está plagada de irregularidades y así llegó a este juicio”, remarcó la abogada, quien añadió que en los alegatos, como querellante, va a plantear que “se remitan las actuaciones para una nueva investigación, se identifique a los culpables y reciban la condena que corresponde”.

También adelantó que va a solicitar que se gire las actuaciones al Tribunal de Conducta Policial de la provincia para que se investigue la actuación de los efectivos que tuvieron a cargo la investigación, al entender que “se armó una causa para encubrir a los verdaderos responsables del crimen”.

Cecilia Basaldúa, residente en la ciudad de Buenos Aires y quien en 2015 integraba la Selección Argentina de Hockey sobre Hielo, integró la comitiva para participar del los Panamericanos en México y, a concluir la competencia, se quedó en ese país para luego recorrer, por cinco años, otros destinos americanos.

En 2019 regresó a la casa de sus padres, en el barrio porteño Núñez, y pasó las fiestas de fin de año y vacaciones con su familia.

En marzo, en el inicio de la pandemia del coronavirus, se trasladó a Capilla del Monte, para instalarse en esa localidad al pie del cerro Uritorco para comenzar a escribir sobre las experiencias de esos viajes.

El 5 de abril fue vista por última vez y fue encontrada sin vida 20 días después, el 25 de abril, en una zona rural de Capilla del Monte, cercana a la ruta nacional 38 y a unos 500 metros del rio Calabalumba y en las proximidades de la vivienda del imputado Bustos.

Para la fiscal Kelm, “en fecha y hora que no se ha podido determinar con exactitud, pero comprendida entre las 23 del 5 de abril y el 15 de abril” de 2020, “en lugar tampoco determinado con exactitud”, Bustos “se habría encontrado con Cecilia, que caminaba por el lugar, y mantuvo una conversación acerca de caballos”.

En ese lugar, Bustos “doblegó a la víctima” para luego someterla sexualmente y asfixiarla, estimándose que “la asfixia ha sido la causa eficiente de la muerte” de la mochilera, de acuerdo con la acusación fiscal.

Fuente Télam