“Latinoamérica está en ese camino lento, de lucha, por la unidad de la región”

Compartí esta nota a través de :

El Papa Francisco remarcó que el objetivo de “la unidad latinoamericana” iniciado por el “sueño de San Martín y Bolívar” podrá concretarse si se trabaja el “encuentro de todo el pueblo latinoamericano, más allá de la ideología, con la soberanía”, lo que implica -marcó- que “cada pueblo se sienta a sí mismo con su identidad” pero “a la vez se vea necesitado de la identidad del otro”.

Al referirse a la actualidad de Latinoamérica, el Pontífice la describió en medio de un “camino lento, de lucha”, que apunta a “la unidad de la región”, aunque al mismo tiempo aseguró que el subcontinente siempre “fue y será víctima, hasta que no se termine de liberar, de imperialismos explotadores”, a los que no mencionó porque “son tan obvios que todo el mundo los ve”.

-Télam: En los últimos años Latinoamérica comenzó a mostrar alternativas al neoliberalismo a partir de la construcción de proyectos populares e inclusivos. ¿Cómo ve a Latinoamérica como región?

-Francisco: Latinoamérica todavía está en ese camino lento, de lucha, del sueño de (José de) San Martín y (Simón) Bolívar por la unidad de la región. Siempre fue víctima, y será víctima hasta que no se termine de liberar, de imperialismos explotadores. Eso lo tienen todos los países. No quiero mencionarlos porque son tan obvios que todo el mundo los ve. El sueño de San Martín y Bolívar es una profecía, ese encuentro de todo el pueblo latinoamericano, más allá de la ideología, con la soberanía. Esto es lo que hay que trabajar para lograr la unidad latinoamericana. Donde cada pueblo se sienta a sí mismo con su identidad y, a la vez, necesitado de la identidad del otro. No es fácil.

-T: Usted señala un camino a partir de ciertos principios políticos.

-F: Ahí hay cuatro principios políticos que a mí me ayudan, no solo para esto sino incluso para resolver cosas de la Iglesia. Cuatro principios que son filosóficos, políticos o sociales, lo que quieras. Los voy a mencionar: “La realidad es superior a la idea”, o sea, cuando te vas por los idealismos, perdiste; es la realidad, tocar la realidad. “El todo es superior a la parte”, es decir, buscar siempre la unidad del todo. “La unidad es superior al conflicto”, o sea, cuando privilegiás los conflictos, dañás la unidad. “El tiempo es superior al espacio”, fijate que los imperialismos siempre buscan ocupar espacios y la grandeza de los pueblos es iniciar procesos. Estos cuatro principios siempre me ayudaron para entender a un país, a una cultura o a la Iglesia. Son principios humanos, de integración. Y hay otros principios que son más ideológicos, de desintegración. Pero reflexionar sobre esos cuatro principios ayuda mucho.

(Por Bernarda Llorente)

Fuente Télam