jme

Javiera Mena: “Lo político del pop es generar una isla donde conectar con tu alma en una era oscura”

Compartí esta nota a través de :

Tras un estelar paso en la jornada destinada a artistas femeninas durante la primera edición local del Primavera Sound, en noviembre de 2022, y una serie de conciertos en marzo pasado para presentar su más reciente producción “Nocturna”; la chilena Javiera Mena regresará mañana, a las 20, al porteño Niceto Club para un particular show “a la carta” a partir de un repertorio confeccionado por el público.

“Querida Javiera” es el nombre del espectáculo en el que la artista pop repasará su carrera por medio de una serie de canciones elegidas por los fans a través de un formulario que estuvo disponible en sus redes sociales.

“Fue una idea que se nos ocurrió con mi equipo. Teníamos ganas de hacer algo diferente para poder conectar con los fans a fin de año. Tiene que ver también con Santa Claus. La idea era que la gente pudiera pedir canciones y poder regalárselas a fin de año en un concierto único, que no creo que se repita. Es algo muy puntual para este fin de año”, explicó Javiera Mena en diálogo con Télam.

La realidad es que este show será también una buena excusa para tomar contacto con una trayectoria de más de diez años que convirtieron a la chilena en una referencia ineludible del pop hispano y que, sobre todo a partir de su disco “Nocturna”, también la erigieron como un ícono de la diversidad sexual.

Precisamente, en esta placa apareció con más fuerza que nunca un costado político de Javiera Mena, quien desde irresistibles ritmos y con equilibradas dosis de elegancia y sensualidad, se encargó de construir historias con el estallido social chileno de 2019, la pandemia y el posterior lento regreso a la “nueva normalidad” de fondo.

En diálogo con esta agencia, la compositora y cantante contó entretelones de la preparación de “Querida Javiera”, compartió su punto de vista sobre el rol de sus canciones en tiempos convulsionados y naturalizó que sea considerada un ícono lésbico a partir de su andar artístico.

Télam: ¿Qué te sorprendió de las canciones elegidas por el público? ¿Aparecieron algunas que hacía mucho no cantabas y tuviste que prepararlas de alguna manera en especial?

Javiera Mena: Me encontré con canciones de mi primer disco que son muy graves y me cuesta mucho cantar. Me sorprendió que la gente las haya pedido un montón así que estamos dándole para poder entregar esas canciones pedidas. Hay por ejemplo una canción que se llama “Como siempre soñé”, que ahora no estaba cantando, o “Hasta la verdad”, que es de mi disco “Mena”. Es muy lindo poder conectar con esas canciones que me enseñan tanto.

T: ¿Hay diferencias notables entre el set que vos hubieras armado y el que eligió el público o son solo matices?

JM: Solo matices porque estamos bastante conectados con los fans. Creo que va a haber un espacio mas grande para las baladas que no estaba tan presente en lo que venia presentando, que era algo menos vulnerable. Creo que el matiz es que hay más vulnerabilidad. El mensaje ahora es la vulnerabilidad, ese aspecto se amplía, y antes el mensaje tenía que ver más con el Eros.

T: ¿Cómo es la negociación tácita con los seguidores para poder congeniar entre lo que te gustaría mostrar o transmitir y lo que te piden?

JM: Yo venía planteando un recorrido por diferentes ritmos, más de colores, y este es un show más de canciones, así que voy canción por canción. Incluso, últimamente estaba armando el set como DJ, mezclando los tempos entre canciones para que nunca pare. Yo creo que tengo una negociación bastante transparente y amplia, estamos muy conectados con los fans. La negociación tuvo que ver con que el público quiere más baladas y yo di el brazo a torcer en ese sentido (risas).

T: En tus últimas visitas a nuestro país diste un show en el marco de un festival, luego estuviste mostrando el material de tu último disco y ahora se viene este show “a la carta”. Son tres maneras muy distintas de encarar los conciertos. ¿Hay algún tipo de propuesta o formato que disfrutes más?

JM: La parte estética y visual es diferente, por ahí va el cambio más que nada. El formato es tocar con mi banda y eso no cambia. Estoy muy contenta de tener una banda que me arrope y que defienda cada show, ya sea la presentación de “Nocturna” o este formato “a la carta”. Disfruto de las dos modalidades: lo que sí se siente es la diferencia entre canciones que han calado más profundo, en las que la gente dispara su corazón, versus estar presentando un disco que salió hace año y medio, que tal vez no está en el corazón de las personas porque no lleva tanto tiempo.

T: “Nocturna” está atravesado por la crisis social en Chile y la pandemia. ¿Qué valor tienen esas canciones o cómo sentís que se resignifican en esta “nueva normalidad”?

JM: Siento que lo político de “Nocturna” tiene que ver justamente con generar una isla en momentos tan convulsos como el estallido social y la pandemia. Creo que, de mi lado, la parte política tiene que ver con una especie de arropar y de poder jugar en un mundo que está súper negro. Poder entregar también un espacio de reflexión y de música. Poder tener unas vacaciones de tres minutos y medio de todo eso, como la canción “Holiday” de Madonna. Va por ahí. Estamos en un momento muy extremo en todo el mundo y lo político del pop tiene que ver con generar un lugar seguro, esa isla donde conectar con tu alma, con tu autenticidad, en una era oscura. Cuando desde el afuera se nos está diciendo que se piense o se actúe de determinada manera, esos extremos hacen que uno se pierda y aparezca ese odio de unos a otros. Entonces, para mí el pop es eso, es ese momento de conexión, de amor y de felicidad.

T: Sos considerada un ícono lésbico, una referente de la diversidad sexual a partir de tus canciones. ¿Cómo te llevás con eso? ¿Te genera una responsabilidad extra a la hora de crear?

JM: Se da natural en mi momento creativo y en mi música que surja lo del ícono lésbico. Hace mucho que es así pero yo no veo mi música así, la veo como arte, como proyección de muchas sensaciones. Claro que siempre he dicho abiertamente que soy lesbiana y tengo temas como “La isla de Lesbos”, en donde obviamente esta muy presente, pero esta presente así como respirar, como amar, y el énfasis lo pongo en el arte, en cómo transmitir emociones, sensaciones.

(Por Hernani Natale).-

Fuente Télam

Scroll al inicio