a

La AFIP reglamentó el paquete de alivio impositivo para pymes

Compartí esta nota a través de :

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó hoy una serie de beneficios fiscales para las pequeñas y medianas empresas (pymes), las cuales fueron anunciadas por el ministro de Economía, Sergio Massa, el pasado martes, en relación con los impuestos al Valor Agregado (IVA) y a las Ganancias.

Las Resoluciones Generales 5.388/2023 y 5.390/2023, publicadas hoy en el Boletín Oficial, amplían el universo de exclusión de percepciones y retenciones de IVA, al tiempo que alivian el anticipo de Ganancias para las pymes.

En el caso del IVA, ahora estarán excluidas de dicho sistema unas 95.500 micropymes, las cuales podrán solicitar el certificado de exclusión.

La Resolución 5.390 modifica la 2.226 añadiendo un tratamiento especial a las “personas jurídicas que revisten el carácter de microempresas” que cuenten “con la caracterización 272 vigente en el Sistema Registral, no posean deudas impositivas o de los recursos de la seguridad social líquidas y exigibles por los periodos no prescriptos y se encuentran encuadradas en la categoría “A” –Muy Bajo Riesgo- del Sistema de Perfil de Riesgo (Siper)”.

Estas empresas no estarán obligadas a poseer saldo de libre disponibilidad ni de proporcionar el detalle de las proyecciones u elementos de prueba respecto de la situación en la cual se encuentra incluidos, las cuales se solicitan al pedir este certificado para aceptar o denegarlo.

Por otro lado, la resolución 5.388 formaliza un alivio al anticipo del Impuesto a las Ganancias para estas empresas, estableciendo un único porcentaje para los ejercicios iniciados a partir de agosto próximo.

Hasta este momento, las firmas, luego de pagar el saldo de la declaración jurada, tenían que abonar al mes siguiente un 25% en concepto de anticipos y, luego nueve cuotas de 8,33%; lo cual ahora se modificó para que la primera cuota sea de un 10%, seguida de otras nueve del mismo porcentaje, reduciendo así el impacto del primer pago.

Para acceder a este beneficio, las empresas deben contar con el Certificado MiPyME vigente al primer día del mes de inicio del ejercicio fiscal sobre el cual se aplicarán los beneficios, además de estar registradas ante la AFIP con las caracterizaciones 272, 274, 351 o 352.

Esta medida, señaló el Palacio de Hacienda, alcanza a más de 330 mil MiPyMEs que emplean a cerca de 3,5 millones de personas.

Para los demás contribuyentes, el porcentaje del anticipo seguirá siendo el mismo, de un 25%.

Queda aún por reglamentarse otra medida impositiva anticipada por Massa el pasado martes, a partir de la cual las pymes estarán habilitadas a tomar el 30% del pago del impuesto a los débitos y créditos bancarios como pago a cuenta del 15% de los aportes y contribuciones que deben hacer las empresas a sus empleados, obras sociales, y jubilaciones.

Este beneficio se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2024 y abarcara más de 240.000 microempresas que, en su conjunto, emplean a cerca de 1 millón de personas.

“Es una enorme alegría sentar a la mesa al campo la industria, sector privado y público para presentarles medidas que tienen que ver con garantizar la mejora de nuestra actividad económica, dar alivio a nuestras pymes, y brindar créditos para nuestros sectores productivos y de la economía del conocimiento”, dijo Massa al anunciar los beneficios fiscales, que, en su conjunto, abarcarán a más del 90% de las sociedades MiPyMEs, que generan más de 4.000.000 de puestos de trabajo, y al 27% de las personas autónomas MiPyME.

Además del plano fiscal, se decidió ampliar el sistema de aportes no reembolsables para pymes exportadoras.

En concreto, se ampliará en un 50% el monto total del programa Potencia PyMEX hasta $ 19.000 millones, el cual invierte en aportes no reembolsables de hasta $60 millones por proyecto para acompañar a aquellas empresas exportadoras que incorporen mejoras en sus procesos y sus productos, con potencial para aumentar rápidamente sus exportaciones.

Por otro lado, el Banco Argentino de Desarrollo (BICE) anunció una nueva línea de financiamiento para el desarrollo de empresas de la economía del conocimiento, la cual ofrecerá créditos de hasta $ 50 millones a 24 meses con una bonificación del 25 puntos porcentuales en la tasa de interés nominal y una garantía del 100% para micro y pequeñas empresas, y del 70% para medianas empresas.

La serie de medidas fue recibida de forma positiva entre los representantes del sector.

El titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), Marcelo Fernández, señaló que las mismas permitirán “continuar generando trabajo genuino y más producción local”.

“Los anuncios fueron muy bien recibidos”, dijo Fernández en diálogo con esta agencia, y reconoció “el esfuerzo” del Gobierno para “beneficiar la situación de las pequeñas y medianas empresas”.

A su turno, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss, aseguró que los beneficios fiscales para las pymes son “positivos” y favorecen a la “inmensa mayoría de las empresas del país”.

“Las medidas que anunció el ministro Massa son relevantes porque significa generar confianza en el sector pyme industrial, que es el que más produce”, dijo, por su parte, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato.

En tanto, el tesorero de Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Julio Jardel, se mostró “conforme” con los anuncios, al considerar que “todas las medidas están dentro de lo que se viene peleando históricamente, que es la segmentación del sistema tributario para las pymes, porque las espaldas financieras y la fuente de financiación que tiene la pyme no es la misma que tiene la gran empresa”.

Fuente Télam

Scroll al inicio