c

Cammesa aportará recursos para completar el financiamiento de obras de reversión del Gasoducto Norte

Compartí esta nota a través de :

La Secretaría de Energía instruyó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y a Energía Argentina (Enarsa) a realizar una “operación de crédito reintegrable” a fin de obtener los recursos necesarios para financiar las obras del proyecto de Reversión del Gasoducto Norte, que dejará de ser provisto por gas proveniente de Bolivia para pasar a ser abastecido por recursos de los yacimientos de Vaca Muerta.

Así lo dispuso por medio de la resolución 606/2023 publicada hoy en el Boletín Oficial, dictada para completar el financiamiento de US$ 540 millones otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF), ya que el costo total de la obra se estima en alrededor de US$ 750 millones.

Para obtener los recursos del crédito reintegrable de Cammesa a Enarsa, se suspendió transitoriamente la vigencia de tres artículos de la resolución 593/2022, que especifica la afectación de los recursos de la Cuenta de Exportaciones del Fondo de Estabilización del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), para poder “instrumentar un esquema financiero que le permita a Enarsa llevar adelante las obras que garanticen el suministro de gas natural al centro y norte de nuestro país con la premura que se necesita”, se indicó en los considerandos de la norma.

La premura por la realización de la obra obedece a que “recientemente, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó y notificó formalmente a Enarsa que a partir del año 2024 no estará garantizado el abastecimiento en firme de gas natural y que desde la fecha citada el servicio pasará a condición de interrumpible en su totalidad”.

Esa circunstancia, agregó la resolución, “posiciona en condiciones de alto riesgo de desabastecimiento de gas natural y energía eléctrica a los usuarios del centro y norte del país, habida cuenta que las principales centrales termoeléctrica radicadas en dicha región dependen del gas importado desde el Estado Plurinacional de Bolivia para poder generar y no tienen como alternativa la posibilidad de utilizar combustibles líquidos”.

Por tal razón, el proyecto de Reversión del Gasoducto Norte “constituye una obra fundamental y estratégica para la sustitución total de las importaciones de gas natural desde el Estado Plurinacional de Bolivia y el abastecimiento de los usuarios de las provincias del centro y norte del país con gas natural de Vaca Muerta, y principalmente el abastecimiento a las centrales termoeléctricas ubicadas en dicha región que dependen actualmente del gas importado para poder generar energía”, explicó.

“Por tal motivo corresponde adoptar todas la medidas y acciones que permitan asegurar el abastecimiento de gas natural y energía eléctrica a las regiones del centro y norte del país”, completó.

El conjunto de obras comprendidas en el financiamiento son el gasoducto de interconexión de 36 pulgadas de diámetro nominal y 122,5 kilómetros de extensión aproximado, desde la Planta Compresora “La Carlota” del gasoducto Centro Oeste hacia la Planta Compresora “Tío Pujio” sobre el Gasoducto Norte.

Asimismo, comprende 62 kilómetros de loops de 30 pulgadas sobre el Gasoducto Norte entre las localidades de Tío Pujio y Ferreyra y Obras de reversión de inyección de las Plantas Compresoras “Ferreyra”, “Dean Funes”, “Lavalle” y “Lumbrera”.

Esas obras, aseguró la resolución, permitirán remediar la situación informada por YPFB para el año próximo, reemplazando el gas importado “con gas natural argentino de Vaca Muerta” con un precio “en el orden del 70% menor”.

Fuente Télam

Scroll al inicio