image 260

El Mundial Femenino FIFA se juega en países que se destacan por políticas igualitarias

Compartí esta nota a través de :

La novena edición del Mundial Femenino FIFA 2023 comienza mañana en Oceanía, con sedes en Australia y Nueva Zelanda, países que se destacan por sus políticas igualitarias, una invitación para ver buen fútbol, alentar a las argentinas, y como en el proceso que consagró campeón mundial a Argentina en Qatar, es una oportunidad para conocer la situación de los anfitriones y rivales de la selección en la primera fase desde una mirada enfocada en derechos e igualdad de género, rescatando referentes artísticas, del fútbol y militantes.

La FIFA destacará una serie de causas sociales en los 64 partidos de la Copa relacionadas con inclusión, igualdad, la paz, la erradicación del hambre, el fomento de la educación y la lucha contra la violencia de género, gracias a un convenio con Naciones Unidas, en una campaña con el slogan “El fútbol une el mundo”.

Las iniciativas fueron seleccionadas a partir de un proceso de consulta con las jugadoras y con las 32 federaciones que participan de la Copa.

Las capitanas de cada equipo podrán elegir los mensajes que llevarán en sus brazaletes relacionados con las distintas consignas de la campaña.

El juego comienza en Nueva Zelanda, la casa de ‘Las Matildas’, nombre de la selección local, que ha participado de todos los Mundiales desde 1995 en forma consecutiva.

La figura de su selección es la delantera Sam Kerr, considerada una de las mejores del mundo.

Y en ese país juega la arquera argentina Gabriela Garton, 

Argentina fue el país elegido, en 2012, por Alex Greenwich, activista gay, político australiano, para casarse.

En Australia, desde 2017 y gracias a una reforma de ley de Matrimonio, las personas del mismo sexo pueden casarse y también pueden adoptar.

El 56% de la población australiana vive en zonas en las que las leyes estatales y territoriales tienen normas que las protegen de la incitación al odio por motivos de orientación sexual.

El Senado australiano aprobó una moción para prohibir “las terapias de conversión” a personas LGBTIQ+ en todo el país.

En cuanto al derecho a la identidad de género, los requisitos varían según la jurisdicción.

En el activismo LGBTIQ+ destacan Brooke Blurton (bisexual e indígena), Teddy Cook (trans), Magda Szubanski (lesbiana, cómica, líder del ‘yes vote’ por el matrimonio igualitario), Ian Thorpe (gay, famoso nadador olímpico) y Casey Conway (jugador de rugby indígena).

El aborto está despenalizado en todo su territorio desde 2019, pero el Estado no está obligado a pagar los gastos de la práctica.

En 2022 se cumplieron 120 años desde que las australianas obtuvieron el derecho al voto.

En 1972 se conformó el Consejo Nacional de Mujeres Aborígenes e Isleñas, que trabaja por la preservación de sus culturas, el derecho al empleo y la concesión de propiedad de la tierra a esa población.

En el mundo del espectáculo, se destaca Gillian Armstrong una de las directoras de cine de mayor trayectoria y reconocimiento. El cine local cuenta hoy con realizadoras en alza como Gracie Otto, Nisrine Amine, Kimberley Benjamin y Shannon Murphy, en una industria en la que la presencia de mujeres ocupa cerca del 30%.

Son muchas las cantantes que cruzaron las fronteras australianas y se convirtieron en estrellas a nivel mundial, desde Kylie Minogue y Sia hasta Olivia Newton-John, Natalie Imbruglia y la rapera Iggy Azalea. Actualmente, y en especial tras la irrupción del movimiento #MeToo, abundan aquellas que llevan la bandera del feminismo en la escena musical, como Bec Sandridge, Ngaiire, Adalita, Amy Taylor y Camp Cope.

La rapera australiana Mallrat y la neozelandesa BENEE, grabaron “Do It Again”, la canción oficial de esta Copa del Mundo.

Este Mundial realza a los pueblos indígenas de Australia y maoríes (tangata whenua) de Aotearoa Nueva Zelanda. 

La bandera australiana, la bandera aborigen australiana y la bandera de los isleños del estrecho de Torres ondearán en cada uno de los seis estadios de Australia, mientras que la bandera de Aotearoa Nueva Zelanda y la Tino rangatiratanga (la bandera nacional maorí) se izarán en cada uno de los cuatro estadios de ese territorio.

El mensaje es importante en un contexto donde la tasa de encarcelamiento de aborígenes se encuentra muy por encima de la población en general, según un informe de Amnistía. En el caso de las indígenas, ellas representan cerca del 34% del número total de personas detenidas.

Como si fuera poco, en los hechos, el sistema de protección social separa a las y los niños aborígenes de sus familias y cultura, actuando como un mecanismo de asimilación forzada, según la revista Debates Indígenas.

En tanto, Nueva Zelanda se destaca por ser la primera nación en el mundo en otorgar a las mujeres el derecho al voto en 1893, y el segundo en dar licencias pagas a las sobrevivientes de de violencia de género.

La exprimera ministra Jacynda Ardern (2017- 2023) fue la jefa de Gobierno más joven del mundo (37 al asumir) y la segunda en dar a luz durante su mandato, etapa en la que se la pudo ver en la Asamblea General de la ONU con su hija en brazos antes de dar su discurso.

Ardern renunció el pasado enero tras cinco años al frente del Gobierno en los que le tocó el manejo de tres crisis sucesivas: una masacre a manos de un supremacista blanco, la explosión de un volcán y la pandemia de coronavirus.

“Soy humana, damos todo lo que podemos hasta que llega la hora, y para mí llegó la hora. Me voy porque con un trabajo tan privilegiado hay una gran responsabilidad, la responsabilidad de saber cuándo sos la persona indicada para liderar y cuándo no”, sostuvo al renunciar luego de admitir que lo hacía para pasar más tiempo con su hija y para casarse.

Actualmente, el gobierno de Nueva Zelanda es uno de los pocos con paridad de género en los ministerios y el pasado octubre se alcanzó la paridad en el Parlamento. Existe un Ministerio de la Mujer desde 1984. 

Sobre el derecho al aborto, está despenalizo hasta la semana 20 de gestación y pasado ese tiempo, la decisión queda en manos de las y los médicos.

En abril de 2013, Nueva Zelanda se convirtió en el décimo tercer país del mundo -el primero de la región de Asia-Pacífico- en legalizar el matrimonio igualitario, y es uno de los 20 países que permiten la libre autodeterminación de género, en la que no intervienen jueces ni expertos médicos.

En julio comenzaron a funcionar dos nuevas instituciones: la Autoridad de Salud Maorí, cuyo fin es transformar el modo en que los servicios de salud entienden las necesidades de salud y bienestar de la comunidad maorí y el Ministerio de las Personas con Discapacidad, creado con el fin de “liderar la transformación del sistema de ayuda a la discapacidad en colaboración con la comunidad”.

En franca expansión internacional desde principios de los 90, el cine neozelandés tiene como una de sus figuras más destacadas a la realizadora Jane Campion, la única mujer nominada dos veces a Mejor dirección en la historia de los premios Oscar por sus filmes “La lección de piano” (1993) -que le valió la categoría a Mejor guion original- y “El poder del perro” (2021), por el que se alzó con la estatuilla. Además, fue la primera cineasta en recibir la Palma de Oro del Festival Internacional de Cine de Cannes.

Hay un nutrido grupo de artistas mujeres que se destacan en la música de Nueva Zelanda, desde la popular Lorde en el género pop, donde también figuran Robinson y October; hasta el punk, con bandas como Contenders, Dick Move, Rogernomix y Unsanitary Napkin.

La selección femenina de Nueva Zelanda se conoce como la Football Ferns y su líderes Erin Nayler y Ali Riley, veterana de cuatro Copas Mundiales Femeninas miembro del Consejo Mundial de Futbolistas de FIFPRO.

La pelota comienza a rodar y las futbolistas llegan a un campeonato mundial con mas derechos conquistados y otros a lograr.

*Este trabajo del equipo de Género y Diversidades de Télam es posible gracias al trabajo conjunto con Victoria Ojam, Agustina Ramos, Clara Olmos, Virginia Solana, Matilde Suarez y Nicolas Luna

Fuente Tèlam

Scroll al inicio