pf

Francisco afirmó que “la religión no debe prestarse a alimentar conflictos”

Compartí esta nota a través de :

El papa Francisco afirmó hoy que “la religión no debe prestarse a alimentar conflictos”, al dar su tradicional mensaje de Navidad a los miembros de la Curia romana, en el que incluyó críticas a los sectores conservadores que buscan “aprisionar el mensaje de Jesús”.

“La religión no debe prestarse a alimentar conflictos. El Evangelio es siempre Evangelio de paz, y en nombre de ningún Dios se puede declarar ‘santa’ una guerra”, dijo el pontífice al recibir a los jefes de los organismos de la Santa Sede en el Vaticano.

“La cultura de la paz no sólo se construye entre los pueblos y las naciones, sino que comienza en el corazón de cada uno de nosotros”, dijo a los cardenales y obispos a los que recibió en la denominada Aula de las Bendiciones del Palacio Apostólico del Vaticano.

“Mientras sufrimos por los estragos que causan las guerras y la violencia, podemos y debemos dar nuestra contribución en favor de la paz tratando de extirpar de nuestro corazón toda raíz de odio y resentimiento respecto a los hermanos y las hermanas que viven junto a nosotros”, agregó, en su décimo saludo como Papa a la Curia.

En un mensaje en el que buscó dar lineamientos pastorales para la gestión de la Iglesia, el Papa sostuvo que “si es verdad que queremos que el clamor de la guerra cese dando lugar a la paz, entonces que cada uno comience desde sí mismo”.

“No existe sólo la violencia de las armas; existe la violencia verbal, la violencia psicológica, la violencia del abuso de poder, la violencia escondida de las habladurías. Ante el Príncipe de la Paz, que viene al mundo, depongamos toda arma de cualquier tipo”, profundizó.

“Que ninguno saque provecho de la propia posición o del propio rol para mortificar al otro”, reclamó a los jefes de los organismos vaticanos.

En otra referencia a los conflictos actuales y a los modos de relación en la Iglesia, Francisco afirmó que “el perdón significa conceder siempre otra oportunidad, es decir, comprender que uno se hace santo a base de intentos”.

“Toda guerra, para que se extinga, necesita del perdón. De lo contrario, la justicia se convierte en venganza, y el amor sólo se reconoce como una forma de debilidad”, advirtió en esa dirección.

En su mensaje, Francisco dedicó también un pasaje a los sectores conservadores de la Iglesia, a los que animó a tener una “conversión”.

“Conservar significa mantener vivo y no aprisionar el mensaje de Cristo”, les dijo el Papa, que denunció “el error de querer cristalizar el mensaje de Jesús en una única forma válida siempre”.

“En cambio, la forma debe poder cambiar para que la sustancia siga siendo siempre la misma. La herejía verdadera no consiste sólo en predicar otro Evangelio, como nos recuerda Pablo, sino también en dejar de traducirlo a los lenguajes y modos actuales, que es lo que precisamente hizo el Apóstol de las gentes”, agregó, en referencia a uno de los pasajes de la Biblia.

Fuente Télam

Scroll al inicio