l3

Hallan semicalcinado y asfixiado a uno de los jóvenes desaparecidos en Florencio Varela

Compartí esta nota a través de :

Un joven de 18 años que hace una semana desapareció junto a un amigo en el partido de Florencio Varela fue encontrado semicalcinado y con signos de haber muerto por asfixia mecánica, a la vera de una autopista en construcción, en la localidad bonaerense de Guernica, y por el hecho detuvieron al hijo de un comisario y a un familiar, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Lautaro Morello (18), quien era buscado desde el viernes pasado, cuando salió junto a Lucas Escalante (25), aún desaparecido, a festejar el triunfo de la Selección Argentina ente Países Bajos por los cuartos de final del Mundial de Qatar.

Tras confirmarse la identidad de la víctima, alrededor de las 13.45, se produjeron algunos incidentes frente a la casa del muchacho en Florencio Varela, donde se encontraban familiares, amigos y vecinos.

Al recibir la noticia, desde el patio delantero de la vivienda un joven arrojó cascotes hacia los periodistas allí apostados, mientras que otros de los presentes les gritaron e insultaron.

“Pedimos que actúe Gendarmería y la Policía Federal para que se sepa quién tuvo a Lautaro y quién se atrevió a tocarlo. Ya no podemos hacer más nada, no hay nada que hacer ni que decir, nunca nos vamos a reponer de esto, nos quitaron un pedazo de corazón a cada uno”, dijo esta tarde a A24 Miriam, la abuela de la víctima, quien aclaró que aún esperan que le notifiquen el informe de la autopsia.

La mujer se encontraba junto a una de las hermana de Lautaro quien expresó: “Ya que esperaron tanto para buscarlo que ahora por lo menos se levanten para buscar quién fue el culpable. Lo mataron en vida, hay un culpable que aparezca porque nosotros no vamos a descansar, esto no se va a terminar así.”

El hallazgo se produjo cerca de las 21.30 de ayer, cuando el hijo de un vecino que había salido a cazar con unos perros galgos vio el cuerpo a la vera de la autopista en construcción “Buen Ayre”, en Guernica, partido de Presidente Perón.

Fuentes policiales indicaron a Télam que el cuerpo estaba recostado boca abajo, “semicalcinado y en avanzado estado de descomposición”.

En el mismo sitio apareció una zapatilla Vans color negra, similar a la que usaba Morello, por lo que desde un inicio los pesquisas manejaron la hipótesis de que se trataba de él.

A su vez, los investigadores también hallaron similitudes en un piercing y otras prendas de vestir.

Tras los peritajes de rigor en el lugar del hallazgo, el cuerpo fue llevado a Morgue Judicial de La Plata donde los médicos forenses que realizaron la autopsia determinaron que la muerte se produjo por una “asfixia mecánica” y que la data de muerte era de entre 7 y 15 días.

Una fuente judicial confirmó a Télam que por la tarde se produjo en la misma morgue el reconocimiento del cadáver como el de Morello.

Por el hallazgo, intervino el fiscal Álvaro Garganta, quien está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Presidente Perón.

Es el mismo fiscal que también tiene la investigación por el hallazgo, el domingo pasado también en Guernica, de otros dos cadáveres completamente calcinados en el baúl de una camioneta y que ahora se cree que podrían pertenecer a otros dos desaparecidos, los mecánicos Silvio David Vitullo (40) y de Diego Fabián Segura (30).

Ayer, en el marco de la causa por la desaparición de Lucas y Lautaro, la fiscal de la causa, Mariana Dongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, realizó un allanamiento en la casa de un comisario mayor de la policía bonaerense, en el barrio La Capilla de Florencio Varela.

Según las fuentes consultadas, Cristian Centurión, hijo de ese comisario -que es cadete de la fuerza- y su primo, llamado Maximiliano Centurión, son los que están bajo investigación por algún conflicto que podrían tener con Lucas y en las últimas horas fueron detenidos.

En ese sentido, un testigo declaró que la noche de la desaparición, los jóvenes preguntaron por la casa del comisario y ahora se investiga si el BMW azul en la que se movilizaban los chicos estuvo estacionada frente a la casa de ese jefe policial.

Los jóvenes fueron vistos por última vez el pasado viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando Escalante pasó a buscar a Morello en su BMW azul para salir a festejar el triunfo de la Selección Argentina.

Además, los investigadores indicaron que se pudo establecer un último contacto con ellos a las 22.30 de esa noche.

En ese momento, Morello vestía camiseta de la Selección Argentina, jeans marca Mom celeste y zapatillas negras marca Vans.

Al día siguiente, sábado 10 de diciembre, se encontró el BMW incinerado a un costado de la ruta 6, en la zona platense de Abasto, pero no había rastros de los jóvenes.

Mientras que se llevaron a cabo una serie de tareas de rastrillaje por las inmediaciones de la ruta 53, lugar donde encontraron el rodado en el que circulaban los chicos al momento de su desaparición.

El operativo involucró a distintas áreas de la administración local, tales como la Guardia Comunal, Defensa Civil, Centro de Monitoreo, así como también a efectivos de la Estación Varela, Bomberos, la división de canes más el helicóptero de la Policía Bonaerense junto a delegaciones de Lanús, Quilmes y Berazategui.

Fuente Télam

Scroll al inicio