vdgn

El Garrahan presentó un nuevo protocolo para el abordaje de violencias con motivos de género

Compartí esta nota a través de :

Autoridades del Hospital Garrahan presentaron un nuevo protocolo para el abordaje de violencias por motivos de género que busca promover “espacios y relaciones laborales libres de violencias y discriminaciones” para mujeres y disidencias, informó hoy la institución.

El nuevo protocolo fue presentado en el marco de la capacitación “Señales tempranas para la prevención de violencias con motivos de género”, organizado de manera conjunta entre el Hospital Garrahan y el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

La nueva norma supone una herramienta que promueve ámbitos y relaciones laborales libres de violencias y discriminaciones por motivos de género mediante “acciones de prevención, orientación y acompañamiento a trabajadores y trabajadoras que pasen por situaciones de este tipo”, indicó el centro médico mediante un comunicado de prensa.

“Estamos trabajando fuertemente al interior del Hospital políticas que transversalizan la perspectiva de género y también, en este caso, aprobamos un nuevo protocolo para el abordaje de las violencias con motivos de género en el ámbito laboral”, indicó Gabriela Tozoroni, integrante del Consejo de Administración.

Por su parte, la directora nacional de Políticas de Prevención de las Violencias por Razones de Género, María del Valle Aguilar, consideró las violencias de género como “una problemática de la democracia” y aseguró que este tipo de avances son “para seguir aportando a esta deuda que seguimos teniendo como sociedad”.

El lanzamiento del protocolo y la capacitación se enmarcó en las actividades programadas entre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemoró el pasado 25 de noviembre, y el Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre.

A diferencia de un protocolo anterior que “solo atendía situaciones de violencia en el ámbito doméstico”, la nueva norma considera violencia de género a toda conducta, acción u omisión que, tanto en el ámbito público como privado, “afecte la vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, la seguridad personal y/o carrera laboral de mujeres y LGBTIQ+”.

La norma abarca los comportamientos de “todas las personas que están vinculadas laboralmente” con la institución, sean “personal de planta permanente, contratados, en formación y trabajadores y trabajadoras de empresas tercerizadas que trabajen en el edificio”, precisaron.

Asimismo, el protocolo prevé “una escucha activa y empática de las eventuales situaciones de violencia denunciadas”, y brinda una contención y orientación gratuita a través del Departamento Unidad de Géneros, conforme a los conceptos de “no revictimización, respeto y confidencialidad y bajo la firma de un consentimiento informado”.

Fuente Télam

Scroll al inicio