445599

Las empresas del sector postal consolidan en la actualidad el crecimiento iniciado en la pandemia

Compartí esta nota a través de :

La industria de envíos postales tuvo una importante transformación a partir de la pandemia de Covid-19, cuando los confinamientos obligaron a cambiar los hábitos de trabajo y consumo, y eso generó que las ventas a través del comercio electrónico se dispararan y el sector no detuviera su crecimiento en estos últimos dos años.

La actividad postal cuenta con un correo oficial, 111 privados, 55 couriers y 26 mensajerías, que emplean alrededor de 40.000 personas, realizan unos 850 millones de envíos al año, y en 2022 facturarán unos $ 170.000 millones.

“El negocio telepostal está en un momento de transformación muy importante. El escenario futuro se presenta como muy esperanzador para nuestra industria y por esa razón estamos efectuando muchos cambios en el Correo Argentino para poder capitalizar la oportunidad”, indicó a Télam la presidenta de la empresa estatal, Vanesa Piescirovski.

Destacó que “esta transformación abarca todos los aspectos, desde cambios culturales y logísticos hasta estructurales en plantas y sucursales”, y subrayó que “en menos de 10 años, pasamos de distribuir 2 a 25 millones de paquetes”.

“Nuestras proyecciones señalan que en 2023 el número ascenderá a 35 millones; en 2024 a 44 millones; y en 2025 a más de 53 millones de paquetes”, afirmó Piescirovski.

La funcionaria remarcó que la actividad postal es “una industria que no para de crecer”, y señaló que “las ventas en línea se dispararon exponencialmente, pero no solo por el aumento en las plataformas de comercio electrónico, sino también por las transacciones que se generan a través de las redes sociales”.

“Para estos últimos, por ejemplo, generamos un servicio llamado Mi Correo, que les permite a los vendedores autogestionar sus envíos y es un verdadero éxito para nuestros usuarios y clientes porque les facilita la logística”, indicó Piescirovski.

En la misma línea, el presidente de la Asociación de Empresas de Correo de la Argentina (AECA), Carlos Cirimelo, dijo a Télam que “se reafirmó la importancia del sector en la sociedad, ya que los hábitos de consumo se consolidaron en la post pandemia”, y aseguró que los correos son los que lograron “dar respuesta logística a escala usando estructuras postales organizadas y profesionales”.

Asimismo, destacó que “el sector viene atravesando un proceso de profunda transformación donde conviven servicios postales tradicionales de sobres, en los que el volumen se reduce año a año, y el crecimiento de los volúmenes con mayor valor agregado, como es la logística de última milla gracias al crecimiento exponencial del comercio electrónico”.

“Para esto último, los correos somos un actor estratégico puesto que contamos con experiencia y una capilaridad muy desarrollada para dar soporte”, sostuvo Cirimelo.

Por su parte, el director comercial del Grupo Logístico Andreani, Walter Santagatti, señaló a Télam que “el balance de 2022 es bueno”, porque puntualizó que la empresa registró “crecimiento en el empleo, incorporación de nuevas tecnologías y procesos de automatización, y expansión de la red de sucursales, con una inversión cercana a los US$ 30 millones”.

Del mismo modo, el director ejecutivo de Ocasa, Santiago Piccolo, indicó que “el balance de este año es positivo, aun en un marco macroeconómico de contracción, donde hemos aprovechado para ordenarnos y ver oportunidades hacia el futuro”.

Para el presidente de Urbano Express, Marcelo Wirth, “2022 fue un año muy marcado por la economía”, y consideró que “si bien el primer semestre continuó con el crecimiento de los volúmenes de paquetería del año anterior, a partir de agosto los mismos tuvieron una fuerte contracción acompañada por la caída en el consumo”.

También el director operativo de OCA Log, Antonio Cao, señaló que “2022 fue un año sumamente complejo en un contexto de alta inflación, donde las variables económicas sufren cambios semanalmente”.

“En OCA seguimos manteniendo un nivel de servicios aun con caídas de volúmenes, que no se compensa en lo inmediato con el aumento del volumen en el negocio de paquetería”, dijo Cao.

Sin embargo, aseguró que la empresa realizó “un significativo aumento de inversiones este año, apuntando a la reconversión dentro de la Industria logística, y para mejorar aún más nuestra capacidad e ir creciendo en un modelo de negocio más adaptado al comercio electrónico”.

En la misma línea, el presidente de Blue Mail, Franciso Mamone, sostuvo que “este año en particular y con un contexto de mercado muy complejo donde aparecen nuevos actores que se suman desde la informalidad, fue muy difícil fidelizar y mantener a los clientes”.

“Hicimos una fuerte campaña de marketing para poder mostrar el alcance general que tiene nuestra compañía y donde logramos posicionarnos en nuevos mercados, no solo como un prestador de servicios postales sino también como una compañía para operaciones de logística, despacho de mercadería y comercio electrónico”, indicó Mamone.

Fuente Télam

Scroll al inicio