445599 21

El Presidente define la agenda tras realizarse nuevos controles médicos

Compartí esta nota a través de :

Tras su gira por Francia e Indonesia, donde participó de la Cumbre de Líderes del G-20, calificada como “muy positiva” por el Gobierno, el presidente Alberto Fernández se sometió hoy a un chequeo médico que no arrojó lesiones con sangrado activo tras el cuadro de gastritis erosiva que sufrió en Bali, y se apresta a definir su agenda de los próximos días, que podría incluir un encuentro en México con su par Andrés Manuel López Obrador.

La endoscopía que se le realizó hoy a Fernández no arrojó lesiones con sangrado activo, y se le indicó reposo y el retorno paulatino a sus actividades laborales, según reportó la Unidad Médica Presidencial.

“El señor Presidente de la Nación, Doctor D. Alberto Ángel Fernández se ha realizado controles endoscópicos en el día de la fecha, NO encontrándose lesiones con sangrado activo. Se indica reposo y retomar en forma paulatina sus actividades laborales. Mantendré informada a la opinión pública de la evolución médica de la salud del primer mandatario”, dice un parte difundido este mediodía, firmado por el médico Federico Saavedra.

El mandatario se sometió hoy al nuevo control tras haber padecido un sangrado por una gastritis erosiva durante la Cumbre del G-20 que esta semana se desarrolló en Bali, Indonesia.

El episodio ocurrió el martes en esa isla del país asiático cuando, mientras estaba dialogando con el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, Fernández sufrió una cuadro de hipotensión y mareos.

El jefe de Estado dijo sentirse mareado y allí fue asistido por el traductor oficial Walter Kerr, el único argentino habilitado a ingresar a las sesiones de los mandatarios como acompañante de Fernández, quien debía ese día hablar sobre “Seguridad Alimentaria y Energética”.

Tras ser atendido en el lugar, el mandatario fue trasladado en una ambulancia al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin; el médico argentino Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Prensa y Comunicación, Gabriela Cerruti.

En ese centro asistencial, le realizaron análisis de sangre y una endoscopía, que determinó el cuadro de gastritis erosiva con signos de sangrado, por el cual debió restringir algunas actividades previstas en el marco de la cumbre de líderes del G20.

No obstante, Fernández mantuvo la reunión bilateral con su par de China, Xi Jinping, y al día siguiente con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

De la primera reunión se trajo la autorización de China para que la Argentina disponga de 5.000 millones de dólares como parte del mecanismo del Swap para cualquier tipo de uso comercial, una “excepción absoluta” que hizo el gigante asiático a ese pedido por el que el Gobierno venía trabajando desde hace meses.

En la segunda reunión encontró el apoyo de la economista búlgara sobre el rumbo económico y la disciplina fiscal del país, y se le entregó el documento sobre el precio de la guerra; además de la confirmación de que el board del FMI discutirá en diciembre próximo los sobrecargos que cobra ese organismo multilateral de crédito.

“El balance de la gira es muy positivo para la Argentina”, dijo Cafiero tras las reuniones y destacó que el Presidente “a pesar de su condición de salud, decidió tener las dos entrevistas que eran muy importantes para nuestro país”.

“Una con el presidente de la República Popular China (Xi Jinping), porque necesitamos reforzar nuestras reservas, él podía destrabar esa negociación y así lo hizo. Y la segunda con Kristalina Georgieva, porque necesitamos que el FMI revise su política de sobretasas y entienda también cuál ha sido el costo de la guerra, no sólo para la Argentina sino para toda la región”, detalló.

El jefe de Estado arribó ayer por la madrugada al país en un vuelo de Aerolíneas Argentina que lo trajo desde Madrid, una escala de la gira que además de Indonesia lo llevó por Francia, donde asistió al 5° Foro de París por la Paz.

El jueves pasado, en un mensaje que publicó en su cuenta de Twitter, Fernández agradeció “profundamente los mensajes de aliento y preocupación” a raíz del cuadro de gastritis.

Queda ahora también por resolver si Fernández irá el próximo miércoles a México para entrevistarse con López Obrador, quien lo invitó para analizar diversas temáticas vinculadas a Latinoamérica, entre ellas la integración y cooperación regionales.

Por lo pronto, la semana que viene el mandatario no tiene en agenda sus habituales visitas a provincias, indicaron desde Presidencia.

Fuente Télam