o

“La Argentina hace un aporte muy importante” contra la crisis alimentaria, afirmó el jefe de la ONU

Compartí esta nota a través de :

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó hoy que “la Argentina tiene una producción relevante de alimentos y hace un aporte muy importante” para hacer frente ante la crisis alimentaria global, al anticipar en Bali que su mensaje durante la cumbre del G20 será que “se necesita una acción urgente para evitar el hambre y el peligro en un número creciente de lugares del mundo”.

“La Argentina tiene una producción de alimentos muy relevante y hace un aporte muy importante en ese sentido y creo que América Latina está despertando seriamente a la necesidad de desarrollar energías renovables masivas. Y sé que la Argentina también está en esa línea”, indicó el portugués ante una pregunta de Télam sobre la contribución que puede hacer el país y la región para combatir la crisis de comida y el calentamiento global, dos de los temas centrales en la cumbre que se realizará mañana y el miércoles en Indonesia.

En cuanto al primer punto, Guterres manifestó que el acuerdo para la exportación de los granos que estaban bloqueados en los puertos ucranianos, que vence el 19 de noviembre y del que todavía no se sabe si será extendido, “es esencial para la seguridad alimentaria mundial”.

“La iniciativa para exportar los cereales por el mar Negro ya ha ayudado a estabilizar los mercados y a bajar los precios de los alimentos”, manifestó y también instó a “hacer más” para que los fertilizantes rusos lleguen a otros mercados, lo que hoy no ocurre por las sanciones de Occidente contra el Kremlin.

“Estos productos no están sujetos a sanciones, pero sufren impactos indirectos. Por ello, estamos trabajando sin descanso para resolver todas estas cuestiones pendientes, principalmente en poder renovar el acuerdo”, apuntó.

En ese sentido, el jefe de la ONU aseguró que las conversaciones mantenidas en la última semana permitieron “muchos progresos”. “Espero que la iniciativa sea renovada”, añadió.

Ucrania es uno de los principales productores de cereales del mundo. Con la invasión de Rusia, 20 millones de toneladas de grano quedaron bloqueados en sus puertos en el mar Negro.

Rusia señaló que todavía debe decidir si prorroga el acuerdo más allá del 19 de noviembre, su último día de validez.

El Kremlin se quejó que un segundo acuerdo sellado por la ONU y Turquía para que sus fertilizantes quedaran exentos de las sanciones internacionales no se respetó.

“Los precios de los fertilizantes son hasta tres veces más altos que antes de la pandemia y estamos trabajando para vencer todos los obstáculos que impiden el libre flujo de alimentos y fertilizantes rusos a los mercados mundiales”, indicó Guterres.

El secretario general de la ONU también alertó sobre el cambio climático, al que definió como “el reto que define nuestra época”.

“Acabo de llegar de la cumbre del COP27 en Egipto. El objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados no está ocurriendo y estamos peligrosamente cerca del punto de inflexión en el que el caos climático podría ser irreversible”, advirtió.

En ese sentido, instó a buscar “un nuevo enfoque” y anticipó que mañana, en la cumbre del G20, propondrá “un pacto histórico entre las economías desarrolladas y las emergentes, un pacto de solidaridad en beneficio de todos”.

“El pacto de solidaridad climático puede ayudar a abandonar la dependencia por los combustibles fósiles y proporcionar una energía sostenible, universal y asequible para todos”, comentó.

(Por Camil Straschnoy, enviado especial).-

Fuente Télam