gcm

Granjas de minado cripto: qué hay detrás de los inéditos controles de AFIP en cuatro provincias

Compartí esta nota a través de :

La Administración Nacional de Ingresos Públicos (AFIP) efectuó media docena de controles en cuatro provincias en las últimas dos semanas en las que -por primera vez en su historia- detectó granjas de minería de criptomonedas no declaradas, una forma de producción que crece de la mano de una industria en pleno auge y que, ahora, es mirada más de cerca por el organismo.

En sólo 10 días, la AFIP realizó controles en La Plata, Córdoba, San Juan, Santa Fe y Mar del Plata, en los que se detectaron seis establecimientos con más de 3.000 placas de video usadas para este trabajo, cuyo precio de compra implicó inversiones superiores a los US$ 3,2 millones y que, en algunos casos, tenían al frente a individuos que estaban inscriptos como monotributistas frente a AFIP.

Para detectarlas, el organismo cruzó bases de datos propias con consumos energéticos considerados relevantes -en uno de los casos, la granja representaba el 22% del consumo eléctrico de su localidad- y, también, con importaciones de determinadas placas de video que suelen tener un mercado secundario que las adquiere para la explotación de estas criptomonedas más que para uso hogareño o profesional.

El alto nivel de consumo energético fue fundamenta

l para su detección: todas las instalaciones juntas consumieron más de 500.000 kilowatts de energía por mes, lo que implica un gasto superior a los 7 millones de pesos mensuales.

“Desde que asumí me puse como desafío salir a ampliar la base de contribuyentes y no estar siempre controlando dentro de la pecera. Para eso empezamos a trabajar fuerte en la creación de matrices de riesgo y la explotación del gran reservorio de datos que tenemos”, explicó a Télam el director de AFIP, Carlos Castagneto.

“En ese sentido, incluimos en el análisis por primera vez el fenómeno económico de los criptoactivos por lo que no debe llamar la atención que nuestro organismo fiscalice a las denominadas ‘granjas’, haciendo fiscalizaciones sistemáticas y presenciales en conjunto con la Aduana, la DGI y seguridad social”, agregó.

La minería de criptomonedas es el proceso mediante el cual se validan las transacciones dentro de una blockchain -red a través de la cual circula una criptomoneda- y, para hacerlo, los “mineros” conectan sus computadoras con placas de video de alta velocidad que resuelven complejos cálculos matemáticos con los que se garantiza la seguridad de las operaciones dentro de esa red.

Los “mineros” que prestan este servicio son recompensados con una cantidad determinada de la criptomoneda de la red en la que están operando, que pueden ser Bitcoin, Litecoin, Monero y Ether (aunque esta utiliza otra forma de validación desde hace pocos días).

Para tomar una noción de la importancia que está tomando esta tecnología, el mercado de criptoactivos tiene una capitalización total superior a los US$ 900.000 millones en la actualidad y, según un relevamiento de volumen de intercambio de criptoactivos de la empresa Chainalysis, la Argentina se ubicó en el puesto 13 del ranking mundial de países con mayor intensidad de uso en 2021.

“El objetivo de la AFIP no es perseguir a la actividad o intentar minimizarla, sino darle relevancia y poner además todas nuestras herramientas de asesoramiento al servicio de estos nuevos actores económicos, ya que una política activa por parte del Estado implica mayores oportunidades para todos, en igualdad de condiciones”, apuntó el titular de AFIP.

Al respecto, aseguró que la minería de criptomonedas es una actividad lícita, puesto que hay sociedades anónimas y de responsabilidad limitada que están inscriptas bajo el objeto social “Minado y trabajo sobre blockchains”, y que deben proceder a la registración de su actividad comercial e impositiva, con un domicilio fiscal y cumplir con la normativa de impuesto a las Ganancias, IVA, Bienes Personales para los socios de corresponder.

Uno de los casos más conocidos de grandes instalaciones legales de minados es el de Bitfarms, empresa fundada por argentinos en Canadá que en agosto del 2021 alcanzó la categoría de “unicornio” al superar los 1.000 millones de dólares de valuación de mercado, y que esta semana inició operaciones en la Argentina con una planta en la ciudad de Rio Cuarto, Córdoba.

“Invito a todos los que tengan dudas a que aprovechen estas nuevas oportunidades y se acerquen a nuestras dependencias, donde podrán ser asesorados respecto del cumplimiento de sus obligaciones tributarias”, concluyó Castagneto.

(Por Alejandro Tejero Vacas).- 

Fuente Télam