mner

Asesinan a puñaladas a un niño de 5 años y creen que lo atacó su hermana de 13 durante una “crisis”

Compartí esta nota a través de :

Un niño de 5 años fue asesinado a puñaladas en su casa de la localidad de Arroyo Seco, en el Gran Rosario, presuntamente por su hermana, una adolescente de 13, que habría sufrido una “crisis compulsiva” cuando ambos estaban solos en el domicilio, informaron hoy fuentes policiales y judiciales

El hecho se registró en la tarde de ayer, alrededor de las 19, en una vivienda situada en la calle María Garraham al 1300, del barrio Santa Rita, en la zona noroeste de la localidad de Arroyo Seco, situada a 35 kilómetros al sur de la ciudad de Rosario, consignaron a Télam los voceros consultados.

Según la primera evaluación practicada por profesionales de los equipos de salud de la justicia, la adolescente habría sufrido una “crisis compulsiva” y atacó a su hermano en momentos en que quedaron solos en la casa donde vivían con sus padres, dijeron las fuentes.

Por tal motivo, se dispuso que sea tratada por un “trastorno mental subyacente en la estructura psíquica en un centro asistencial público de Rosario”, indicó esta mañana a Télam en un comunicado la justicia de Rosario a cargo de la investigación.

La víctima fue hallada por su madre ya sin vida cuando regresó de hacer unos mandados y fue ella quien llamó a la policía, añadieron los informantes.

La muerte fue constatada por médicos del Servicio Público de Emergencias (SIES), que arribaron al lugar.

Por su parte, los peritos forenses de la Agencia de Investigación Criminal (ACI) que trabajaron en la escena del hecho establecieron que el niño presentaba 11 heridas punzocortantes en la espalda y una en la zona del cuello.

En el lugar, los pesquisas secuestraron un cuchillo, teléfonos celulares y las prendas de vestir de ambos hermanos.

El caso es investigado por el Juzgado de Menores 2, a cargo del juez Miguel Surraco, quien ordenó que la adolescente sea ratada por los equipos interdisciplinarios de profesionales de la Dirección Provincial de Salud Mental y la Dirección de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, se informó oficialmente.

El intendente de Arroyo Seco, Nisar Esper, al confirmar el hecho, aseguró que la comunidad estaba “consternada” con lo sucedido.

“Aquí nos conocemos todos y esto es terrible”, consideró el jefe comunal de esa localidad de unos 30.000 habitantes.

Asimismo confirmó que el padre de la víctima es un empleado de esa intendencia y que no se encontraba al momento del episodio porque estaba trabajando.

En declaraciones a Radio2-Rosario, Esper se excusó de no poder dar precisiones debido a que “la investigación esta bajo el secreto de sumario”.

Fuente Télam