al

Larroque afirmó que el intento de asesinato “marca un antes y un después” en materia política

Compartí esta nota a través de :

El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires y secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, consideró hoy que el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner debería “marcar un antes y un después”, en materia política, y pidió “llamar a la racionalidad y a la convivencia para lograr un contrato social con una ciudadanía responsable”.

Esteto tiene que ser un antes y un después. Tenemos que llamar a la racionalidad y a la convivencia no para la foto. La idea es lograr un contrato social para una ciudadanía responsable. Luego en mataria económica, el foco debe estar puesto en contener a la mayor cantidad de compatriotas”, señaló Larroque en declaraciones a la radio AM 530.

Para el funcionario “es vital la unidad nacional, pero con criterios”, y rechazó en ese sentido “fotos de coyuntura, superficiales y para quedar bien y seguir haciendo las mismas patrañas preexistentes”.

En ese sentido, analizó que “todos los actores de la dirigencia o que detentan poder tienen que tener una posición responsable para que el atentado contra Cristina se esclarezca porque estamos frente a un hecho de una gravedad inusitada”.

Cuando se le preguntó si tuvo posibilidad de ver a la titular del Senado tras el intento de magnicidio, Larroque respondió afirmativamente y detalló: “Cristina siempre piensa en términos colectivos. Es una estadista a la que le preocupa su pueblo”.

“En términos personales hay un shock que le toca a ella y a su familia. es todo muy conmocionante, pero tenemos que agradecer a Dios y esperemos que esto sea un punto de inflexión para construir un país destinito”, resaltó.

Luego, rechazó que el oficialismo esté preparando una “ley mordaza” como dijo esta mañana el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y planteó: “Estamos en un momento muy delicado, para parar y reflexionar”.

“Desde que el Presidente dispusiera (el pasado viernes) un feriado nacional empezaron las especulaciones. Ese día hubo una manifestación contundente de nuestro pueblo en Plaza de Mayo en absoluta paz. La gente nos pide parar, reflexionar y refundar la democracia”, apuntó.

Larroque sostuvo que “mucha de la gente que se manifestó puede simpatizar más o menos con Cristina, pero estaba preocupada por una situación que en términos institucionales es conmocionante” y apuntó que quienes tienen afecto por ella están “consternados y preocupados”.

“Uno no puede dejar de evaluar qué hubiera ocurrido con el país si se hubiera cometido el objetivo de esta gente, que no era una persona sola”, recalcó y pidió “ser todos muy prudentes y dejar las especulaciones de lado para, en serio, refundar la Argentina”.

“Hay que parar la locura. Esto tiene que ser un punto de inflexión para parar la locura. Hay un contexto. En marzo apedrearon el despacho de la vicepresidenta. Hicieron un bombardeo de piedras. En aquel momento hicimos una advertencia y fuimos tildados de exagerados. Esperemos eso haya terminado con lo que ocurrió”, opinó Larroque.

En ese marco, expresó que “en Argentina hay una tensión en función del modelo de país y de los intereses que tiene el poder, pero ninguna ambición puede propiciar lo que ocurrió el otro día” y agregó: “Argentina tiene una historia trágica respecto a no resolver por la vía institucional, democrática o pacífica las tensiones naturales y es el momento de frenar y generar canales de entendimiento”.

“Siempre habrá un reducto que construye en el odio, pero yo apuesto a que sea un sector minoritario”, indicó y expuso que “el papa Francisco dice que la paz nace en el corazón de cada uno y se debe sembrar. Desde mí, si cometí errores o cometí exabruptos, pedí disculpas en público y en privado”.

“Uno debe pensar qué hizo mal o qué hizo para no colaborar con la convivencia y, luego pedir al conjunto que abogue por la misma conducta”, prosiguió el funcionario y analizó que también debe tenerse en cuenta el contexto “en términos comunicacionales, políticos y económicos”.

Agregó en la entrevista que “no se acepta un peronismo no domesticado. Cristina es la última expresión de una posición soberana y eso es lo que molesta” y pidió resolver esa cuestión “porque si hay un problema con el peronismo y no encontramos una solución consensuada de cómo incluir a las grandes mayorías, el futuro va a ser sombrío”.

Posteriormente, subrayó: “Ya sabemos cómo llegamos hasta acá y qué hizo cada uno. Es importante discutir qué vamos a hacer de ahora en adelante. No es casualidad que se motorice el odio de la manera en que se está haciendo. Se pierde el diálogo y caemos en un pantano. Tiene que haber un llamado de atención respecto a intereses foráneo que están buscando una situación de conflicto en Argentina”.

Fuente Télam