gr

Rusia asegura que el cese de suministro de gas fue causado por las sanciones occidentales

Compartí esta nota a través de :

El Kremlin afirmó este lunes que el cese del suministro de gas ruso hacia Alemania a través del estratégico gasoducto Nord Stream es consecuencia de las sanciones que Occidente le aplica por la guerra en Ucrania, ya que impiden el mantenimiento de las infraestructuras gasíferas.

“Los problemas de bombeo (de gas) aparecieron a raíz de las sanciones de los Estados occidentales. No hay ninguna otra razón a esos problemas”, estimó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citó la agencia de noticias AFP.

Las declaraciones llegan unos días después del cierre total de Nord Stream, un gasoducto crucial para el abastecimiento de los países europeos, que temen una crisis energética este invierno.

“Son estas sanciones (…) las que han llevado a la situación que estamos viendo ahora”, añadió el vocero, quien también rechazó “categóricamente” los “incesantes intentos” de Occidente de “trasladar la responsabilidad y la culpa” a Moscú.

“Occidente, en este caso la Unión Europea, Canadá y el Reino Unido, es responsable de que la situación haya llegado a tal punto”, añadió.

Peskov volvió a justificar el cese de los envíos de gas ruso a Alemania a través del gasoducto Nord Stream, anunciado el pasado viernes, por el “serio mantenimiento” que, según dijo, requería la última turbina que funcionaba hasta ahora.

La noche del viernes, Gazprom anunció haber parado la última turbina operativa en la estación compresora de Portóvaya, la única que todavía garantizaba el suministro de gas a la Unión Europea por el gasoducto Nord Stream.

Según el comunicado de la compañía, durante el mantenimiento rutinario de la turbina “se detectó una fuga de aceite”.

La compañía alemana Siemens confirmó una fuga de aceite, pero aclaró que no es motivo suficiente para suspender la operación de la turbina, reportó la agencia de noticias rusa Sputnik.

A mediados de junio pasado, Gazprom redujo el flujo por la tubería Nord Stream 1 al 40 por ciento de la capacidad nominal, también por motivos técnicos, y luego rebajó el volumen hasta el 20 por ciento a fines de julio.

El miércoles pasado el trasiego del gas se suspendió del todo debido al mantenimiento rutinario de un compresor, el único operativo, en la estación Portóvaya. Iba a reanudarse el viernes, pero quedó en suspenso hasta nuevo aviso.

El segundo gasoducto submarino que conecta a Rusia con Alemania, Nord Stream 2, quedó paralizado en la fase de certificación debido a las medidas restrictivas que Occidente impuso a Moscú en relación con la invasión militar a Ucrania.

Fuente Télam