gr

La UE dice estar “bien preparada” para un corte del gas ruso tras la nueva suspensión del suministro

Compartí esta nota a través de :

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, afirmó hoy que la Unión Europea (UE) está “bien preparada” para un cese total del suministro de gas ruso, tras una nueva suspensión del envío de este combustible a Europa a través del gasoducto Nord Stream.

“Estamos bien preparados para resistir a la utilización extrema del arma del gas por parte de Rusia”, declaró Gentiloni a la prensa durante un foro económico organizado por The European House – Ambrosetti en Cernobbio, en el norte de Italia.

“No tenemos miedo de las decisiones de (el presidente ruso, Vladimir) Putin, lo que pedimos a los rusos es que respeten los contratos. Y si no lo hacen, estamos dispuestos a reaccionar”, destacó el funcionario, según la agencia de noticias AFP.

La empresa energética estatal rusa Gazprom anunció ayer que el gasoducto Nord Stream, que une a Rusia con Alemania a través del Báltico, permanecerá “totalmente suspendido” por un problema de una turbina.

El ducto debía reabrir hoy, después de tres días de suspensión de entregas por “trabajos de mantenimiento”, pero la firma informó que se detectaron “fugas de aceite” en una turbina y que el aprovisionamiento quedaría “totalmente suspendido” hasta su reparación, sin precisar fecha de restablecimiento del servicio.

La medida fue confirmada esta mañana por la empresa gestora de la infraestructura Nord Stream AG, con sede en Suiza.

El anuncio fue tomado con escepticismo en el seno la UE. En la víspera, el vocero del bloque europeo, Eric Mamer, lo calificó en Twitter de “excusas falaces” por parte de Moscú y “otra confirmación de su poca fiabilidad como suministrador” de gas para Europa.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, consideró incluso que “era hora” de poner también un tope al precio del gas ruso importado por el bloque vía gasoducto.

Gentiloni destacó hoy que en la UE “las reservas de gas están actualmente en alrededor de un 80%, gracias a la diversificación de los suministros”, aunque la situación varía entre los 27 países miembro del bloque.

El objetivo, precisó, es “proseguir la estrategia de una Europa unida que trabaja contra la invasión de Ucrania empleando el arma económica”.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, advirtió hoy que Rusia está preparando un “golpe decisivo” en la ofensiva energética.

“Rusia estos días intenta incrementar aún más la presión energética sobre Europa. El envío de gas a través del Nord Stream 1 se ha paralizado completamente”, apuntó Zelenski en su mensaje de video diario.

“Rusia quiere destruir la vida normal de todos los europeos, en todos los países de nuestro continente” con el objetivo de debilitar e intimidar, apuntó, según declaraciones recogidas por la agencia Europa Press.

Para Zelenski, en lugar de carros de combate y misiles, Rusia utiliza la energía como un arma y prepara para este invierno un “golpe decisivo” en el sector energético.

El mandatario ucraniano consideró que solo una mayor cohesión podría combatir esta estrategia, coordinando mejor su respuesta y ayudándose más mutuamente.

Además, argumentó que es necesario incrementar la presión sobre Rusia para reducir sus ingresos por petróleo y gas.

Desde el inicio de la guerra, a fines de febrero, Rusia redujo significativamente sus entregas de gas a los países europeos, en respuesta a las sanciones que estos le impusieron por la invasión a Ucrania.

Nord Stream entrega el gas ruso hasta el norte de Alemania, desde donde se distribuye a otros países del continente.

El anuncio de la suspensión indefinida acentúa los temores de una escasez de gas en el próximo invierno europeo.

Fuente Télam