rgm

Pese a las críticas, Moritán volvió a defender su polémico proyecto para demoler Desarrollo Social

Compartí esta nota a través de :

El legislador porteño de Republicanos Unidos Roberto García Moritán volvió hoy a defender el polémico proyecto de su autoría para demoler el emblemático edificio del Ministerio de Desarrollo Social que presentó esta semana, pese a las críticas recibidas.

En ese marco, García Moritán reiteró que la iniciativa busca “ordenar” el tránsito de la avenida 9 de Julio, donde está emplazado el inmueble, y “descentralizar el conflicto social”. 

En diálogo con Radio con Vos, el empresario gastronómico y legislador porteño consideró por un lado que “el peronismo tiende a sobrecargar las instituciones de simbología”, pero en el caso de las esculturas de Evita que adornan las fachadas norte y sur del edificio de la cartera de Desarrollo Social, opinó que “es una obra muy linda y se puede relocalizar” en otro sitio.

En ese sentido, Moritán indició que la obra de Eva Duarte se añadió en 2011 y no acompañaba históricamente el edificio, originalmente sede del Ministerio de Obras Públicas.

“Está en el medio de la 9 de julio. Es una avenida que une el norte con el sur de la Ciudad. Tiene 22 carriles y a la altura de Moreno se hace un embudo en el tránsito que hace la vida de los argentinos un poco más compleja”, argumentó el legislador al defender su iniciativa.

Además de un objetivo de ordenamiento vehicular, explicó que se busca también “correr la protesta social de esa zona neurálgica” del centro porteño.

“Hay que pensar elementos concretos que no tengan que ver ni con el uso de la fuerza ni con seguir agregando planes sociales. Este año tuvimos más de 600 piquetes. Un récord total. Me parece que Desarrollo Social debería estar donde la gente lo necesita, en el conurbano, en La Matanza, donde cumpliría una función social mucho más acorde a su objetivo”, reiteró.

Finalmente, García Morirán pidió “perderle el miedo no solamente al debate de soluciones alternativas y creativas de las cosas, sino a pensar una Ciudad que sea más moderna”. 

“El proyecto no viene a resolver todos los problemas del país, sino solamente a ordenar un poco el tránsito”, afirmó.

Ayer la iniciativa había cosechado rechazos, y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, señaló en su cuenta de Twitter que “no se mejora la realidad de ningún argentino demoliendo edificios ni planteando un ‘ellos o nosotros’. Seamos serios”.

En tanto, el secretario de Articulación de Política Social de la cartera, Gustavo Aguilera, salió al cruce de la iniciativa al afirmar que “la desigualdad no se resuelve tirando edificios”, tras lo cual llamó al legislador porteño a ponerse a “trabajar en cosas serias”.

Por su parte, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, señaló -también a través de su cuenta de Twitter- que Moritán “quiere demoler el emblemático edificio de la avenida 9 de Julio con la imagen de Evita el día en que se recuerda su renunciamiento histórico y consideró que “desbloqueó un nivel superior de gorilismo”.

En cambio, el principal referente político de Republicanos Unidos, Ricardo López Murphy, ponderó la iniciativa al considerar que busca “liberar nuestras calles de piqueteros y agitadores”.

“Son ellos o nosotros”, escribió en sus redes sociales el economista y repitió el concepto que difundió el sábado pasado, cuando la Policía de la Ciudad reprimió a manifestantes kirchneristas que se congregaban en el barrio de Recoleta, en inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Fuente Télam