mdp

Renuncia el ministro de Defensa de Perú y descarta diferencias con Castillo

Compartí esta nota a través de :

El ministro de Defensa de Perú, José Luis Gavidia anunció hoy que presentó su renuncia por “razones personales” al cargo que ocupaba desde febrero de este año, y agradeció en sus redes sociales al presidente Pedro Castillo por haberle dado “tan alto honor” de servir al país.

Gavidia confirmó su salida en declaraciones al medio peruano RPP Noticias, en las que descartó discrepancias con Castillo y el jefe de Gabinete, Aníbal Torres.

El ahora exministro, cuya renuncia debe ser aceptada por el jefe de Estado, negó también que su dimisión se deba a la investigación en su contra por el viaje de sus hijas a la ciudad norteña de Huánuco o la contratación de su esposa, María Amelia Valdivieso Arrascue, en el Ministerio de la Producción.

Se trata de una renuncia “irrevocable” aseguró, tras argumentar que “todo tiene un inicio y un final”.

“Lo conversé con el Presidente y el premier con una semana de anticipación. Creo que se han logrado parcialmente los objetivos trazados, como los menciono en mi carta”, manifestó.

Finalmente, remarcó que desde hace seis años hay un “ruido político” que hace difícil que los Gobiernos de turno avancen, haciendo énfasis en los cinco presidentes que tuvieron que dejar el cargo en ese periodo de tiempo por peleas con el Congreso.

“El país está envuelto en un ruido político desde hace siete años que no deja avanzar. Todos los políticos deben poner al país en primer lugar. ¿Cuántos presidentes tenemos en los últimos siete años? Eso no pasa en ninguna parte del mundo”, puntualizó.

Gavidia tiene una investigación abierta en el Ministerio Público por el presunto delito de malversación de fondos públicos, debido a que usó un avión de la Marina de Guerra para viajar con sus tres hijas a Huánuco, en el centro norte de Perú, en marzo de este año.

Según Gavidia, se había trasladado a la localidad con el objetivo de asistir a un evento por la inauguración del año escolar en esa región, pero dicha actividad oficial se convirtió en un viaje familiar, ya que llevó a sus tres hijas (dos menores de 11 y 15 años, además de Verónica Gavidia Rodríguez, de 31 años) cuando no cumplían un rol oficial, denunció la prensa local.

Por otra parte, aunque la ceremonia duró unas horas, el ministro se quedó tres días y dos noches con su familia.

La más reciente polémica que recayó sobre Gavidia se registró este último fin de semana, cuando la publicación Punto Final reveló que el ahora extitular de Defensa habría realizado gastos excesivos usando la caja chica del sector.

La norma permite que un ministro de Estado use dinero de fondos públicos solo para comprar productos inmediatos no programados en el presupuesto, pero en esta situación se habrían emitido pagos para organizar almuerzos de trabajo en exclusivos locales.

Castillo cumplió el 28 de julio un año en el poder, y además del cerco judicial, enfrentó dos intentos de destitución del Congreso, una ola de cambios ministeriales y acumula una desaprobación de 74% en la opinión pública, según las encuestas.

Fuente Télam