tdf

Finlandia recorta drásticamente las visas a turistas rusos como sanción por la guerra en Ucrania

Compartí esta nota a través de :

Las autoridades finlandesas informaron hoy que el país limitará las condiciones de visa para turistas rusos al 10% del número actual a partir de septiembre y en represalia por la invasión rusa de Ucrania.

“Las visas turísticas no se acabarán por completo, pero su número se reducirá significativamente”, anunció a la prensa en Helsinki el ministro de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Las autoridades del país escandinavo elaboraron un modelo bajo el cual se dará prioridad a quienes soliciten visas por motivos familiares, de trabajo o de estudio, agregó Haavisto.

Finlandia acepta alrededor de 1.000 solicitudes diarias de ciudadanos rusos, por lo que ahora se reducirán a solo 100 a partir del próximo mes.

Paralelamente, está evaluando poner en marcha una legislación que permita nuevas sanciones, al tiempo que se encuentra en estudio una visa humanitaria para facilitar el traslado a Finlandia de periodistas, disidentes y activistas, según la cadena de televisión pública YLE.

Haavisto ya confirmó que el Ejecutivo que dirige la primera ministra, Sanna Marin, había dado el visto bueno a un plan que restringiría las solicitudes de los ciudadanos rusos, una decisión que llega después de que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidiera abiertamente a todos los países de la comunidad internacional prohibir la entrada de los ciudadanos rusos a sus respectivos territorios.

La medida fue puesta en marcha después de recibir críticas ante lo que muchos consideraban como una forma de infringir las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) contra el Kremlin, dado que miles de personas procedentes de Rusia seguían entrando en territorio comunitario tras cruzar la frontera con Finlandia en coche a pesar de que viajar en avión o tren al bloque europeo está prohibido.

La UE adoptó hasta ahora seis paquetes de sanciones contra Rusia.

La Comisión Europea evitó los primeros días de agosto comentar un posible veto a los visados de turismo a ciudadanos rusos, dejando en manos de los Estados miembro del bloque limitar los visados para los turistas que llegan a territorio europeo por vía terrestre.

La semana pasada, la República Checa, que tiene la presidencia pro-témpore de la UE, informó que propondrá al bloque una prohibición de visas para todos los viajeros rusos, argumentando que la medida “podría ser otra sanción muy efectiva”.

República Checa dejó de emitir visas a los rusos desde el 25 de febrero, al día siguiente de la invasión rusa de Ucrania.

Paralelamente, Letonia indicó hoy que abandona un acuerdo con Rusia para facilitar los viajes transfronterizos y la expedición de visados para los ciudadanos de ambos países que data de 1993.

Si bien la nación báltica dejó de expedir visados de turista a ciudadanos rusos y solo acepta visitantes de ese país en circunstancias especiales, con la cancelación del acuerdo de 1993 desaparecerán las obligaciones formales para favorecer la libertad de movimiento bilateral.

Fuente Télam